N° de Edición 7330
Deportes

Falcioni dejó en suspenso su renuncia y su continuidad como DT se definirá este jueves

TESTESTE

Boca Juniors

El técnico de Boca Juniors, Julio César Falconi, dejó en suspenso su renuncia luego de la gestión realizada por el presidente del club, Daniel Angelici, pero de cualquier manera su continuidad se terminará de definir en el entrenamiento de este jueves.

Habrá una reunión entre el plantel, el cuerpo técnico y los dirigentes.

Angelici, antes de la reunión que sostuvo con el entrenador en un restaurante de Puerto Madero, afirmó que «Falconi va a seguir siendo el técnico de Boca» y que mañana «voy a estar en el entrenamiento».

En esa práctica, fijada para las 9.30, en Casa Amarilla, se definirá la situación de Falcioni, quien para continuar en la función pidió «nuevas pautas de convivencia».

El culebrón que arrancó anoche en el vestuario boquense tras el pobre empate 0-0 ante el Zamora de Venezuela, con la discusión entre Falcioni y Riquelme, el apoyo del plantel al diez xeneize y la renuncia del entrenador al sentirse desautorizado, culminó con el cambio de postura del técnico, que al menos ahora estudia la posibilidad de seguir.

La continuidad de Falcioni queda ahora en compás de espera, lo mismo que los nombres de Carlos Bianchi, Miguel Ángel Russo y Guillermo Barros Schelotto, candidatos a reemplazarlo en ese orden de prioridades.

El cruce verbal entre el técnico boquense y el ídolo de la parcialidad auriazul, el último de varios, se originó en el vestuario del estadio La Carolina, en Barinas, cuando Falcioni se molestó porque Darío Cvitanich no cumplió con sus indicaciones, lo que adjudicó a palabras de Riquelme aunque después se supo que fue por consejo de Walter Erviti.

Este episodio, en apariencia intrascendente si no se tiene en cuenta los choques entre Falcioni y Riquelme desde el año pasado, colmó la paciencia del entrenador, quien en el viaje de regreso desde Venezuela le habría dicho a Angelini: «Es él o yo».

También circuló la versión de que el todavía técnico de Boca le enfatizó a José Requejo, integrante del departamento de fútbol: «Este (por Riquelme) ya se `cargó` a (Jorge) Ámela (el anterior presidente). Ahora se los va a cargar a ustedes. Yo me voy».

Pero Riquelme, capitán de Boca y máximo referente del plantel, minimizó el entredicho y se limitó a señalar que «no pasó nada y no hay nada que arreglar. Hace 30 partidos que no perdemos y no hay problemas con el entrenador ni con nadie».

Sin embargo, el presidente de Boca tuvo una reunión con los referentes del plantel, Riquelme, Schiavi, Orión, Somoza y Clemente, en la que quedó claro que en esta ocasión al plantel respaldaba al «diez».

Tras esto, y en búsqueda de ponerle paños fríos a la situación, acordó un encuentro nocturno con Falcioni, quien se refugió en su casa de Villa del Parque, junto con sus ayudantes de campo Omar Píccoli y Javier Sanguinetti, el preparador físico Rodolfo Otero y el entrenador de arqueros Néstor Lo Tártaro.

En este encuentro, realizado en un restaurante de Puerto Madero, Falcioni aceptó dejar en suspenso su renuncia pero siempre que se cumplan una serie de pautas de convivencia.

Por el momento, parece que la carta que jugó Angelici para evitar la renuncia de Falcioni tuvo éxito, pero habrá que esperar la reunión de mañana para saber si el técnico puede continuar en su función con su imagen debilitada.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba