N° de Edición 7269
Deportes

Cuarta Etapa: Patronelli se despide de Perú confirmando su liderazgo

TESTESTE

Dakar 2013
El piloto de Las Flores se adjudicó el trazado de la cuarta carrera del Dakar 2013 Perú- Argentina- Chile entre las localidades de Nazca y Arequipa. En motos el ganador fue el español Joan Barreda Bort y en autos el qatarí Nasser Al-Attiyah.

El argentino Marcos Patronelli (Yamaha) ganó hoy la cuarta y última etapa en suelo peruano, se adjudicó su tercer triunfo desde el inicio del Dakar 2013 y confirmó que en la categoría cuatriciclo es el hombre que marca el paso.

La etapa entre Nazca y Arequipa tuvo ganadores repetidos en las tres categorías, ya que en motos volvió a vencer el español Joan Barreda Bort (Husqvarna), también vencedor en la segunda; y en autos lo hizo el qatarí Nasser Al Attiyah (Buggy), quien selló su segundo triunfo consecutivo.

Mañana, el Dakar Perú-Argentina-Chile llegará a su quinta etapa entre Arequipa y Arica (Chile), con lo que el Dakar se despide de suelo peruano, camino a Santiago de Chile, a través de Argentina.

La etapa de hoy, que fue extenuante a nivel físico por su extensión, por las altas temperaturas y por la exigencia técnica y de navegación, tuvo un total de 720 kilómetros, de los cuales 290 fueron cronometrados.

“Fue una etapa verdaderamente difícil y muy cansadora pero hubo tramos en que los paisajes eran bellísimos”, contó el líder argentino de cuatriciclos cuando cruzó la meta.

Tal como prometieron los organizadores fue un “verdadero cocktail” Dakar en el que las dunas altas, algunas con pendientes de hasta dos kilómetros, se intercalaban con peligrosas zonas pedregosas, cortadas y guadales.

“Fue una etapa verdaderamente difícil y muy cansadora pero hubo tramos en que los paisajes eran bellísimos”Marcos Patronelli

El mendocino Lucio Alvarez, segundo en la primera etapa, cuarto ayer y que marchaba hasta hoy en el tercer lugar de la clasificación general, vivió en carne propia las trampas del desierto peruano al sufrir la rotura del tren delantero de su Toyota Hilux en el kilómetro 38 de la especial.

El incidente le hizo perder 3h32m respecto de Al Attiyah aunque podría haber sido peor, ya que se temió que no pudiera seguir en carrera, pero finalmente arribó en la 67ma. posición.

Una vez más, Patronelli acertó con su estrategia de carrera: “salir de menos a más e ir regulando” volvió a darle muy buenos resultados y se aseguró su tercera etapa en cuatro días sin arriesgar el cuatri.

El de Las Flores, campeón en el Dakar 2010, completó la especial de 290 kilómetros en 4h25m46s y fue escoltado por el piloto de Emiratos Arabes Sebastián Husseini (Honda) y por el polaco Lukasz Laskawiec (Yamaha).

A su vez, Tomás Maffei (Yamaha) en el quinto lugar, Luciano Gagliardi (Yamaha) en el sexto, Lucas Bonetto (Honda) en el noveno y Claudio Clavigliasso en el décimo (CAN-AM), demostraron el predominio argentino en la categoría.

En cambio, la mala noticia fue la del piloto del sur Juan Callegari (Yamaha), quien tuvo una caída en el kilómetro 15 de la especial y se rompió la clavícula por lo que abandonó la prueba.

En autos, Al Attiyah volvió a moverse con mucha naturalidad y consiguió la segunda victoria al hilo, en otra demostración de destreza en este tipo de terrenos pese a no haber llegado a Chile, donde el piloto de Qatar asegura que se siente «como pez en el agua”.

El retornado francés Guerlain Chicherit, ex piloto de MINI, fue la sorpresa del día con su meritorio segundo puesto (Buggy), que le permitió relegar nada más ni nada menos que al multicampeón francés Stéphane Peterhansel (MINI-XRAID).

El príncipe qatarí completó la etapa en 3h28m46s, tiempo que le alcanzó para aventajar a Chicherit por escasos 36 segundos y a Peterhansel por 1m 17 segundos.

Una vez más su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, tuvo problemas eléctricos que lo hicieron detenerse varias veces y arribar a la meta en la 43ta. posición, en el que parece un derrotero de mala suerte para el “El Matador”, en su retorno al Dakar tras un año sabático tras el retiro del equipo Volkwagen que lo hizo campeón en 2010.

Otro que estuvo a los tumbos fue el norteamericano Robby Gordon (Hummer), quien volcó en el kilómetro 29 de la especial y perdió buena parte de la mañana intentando dar vuelta su vehículo y ya en carrera tuvo que detenerse por problemas de radiador.

El percance le costó completar la etapa en más de 8 horas y llegar en la posición 91na.

La general en autos tiene como líder a Peterhansel, segundo a Al Attiyah a 5m16s, tercero De Villers (Toyota Hilux) a 33m22s, mientras que Lucio Alvarez descendió al 27mo. lugar, a 3h49m6s del líder.

En las dos ruedas, Barreda Bort se recuperó de la mala etapa de ayer y se desquitó con el triunfo, para relegar al francés Oliver Pain (Yamaha) por 8m23s y a David Casteu (Yamaha) por 10m42s.

Otra nota sobresaliente del día para los argentinos la dio el motociclista Javier Pizzolito (Honda), quien tuvo una etapa pareja y sin inconvenientes que coronó con un meritorio séptimo puesto a 12m32s del español.

“Fue una buena etapa, a mí me encanta la arena y manejar en este tipo de superficies pero fui cuidando porque lo que importa es ir sumando”, resumió el piloto de Pinamar.

El cuatro veces campeón Cyril Despres (KTM) llegó al final de la especial 15to., para seguir su estrategia de no exigirse al límite ni de castigar la moto, para evitar llegar en un estado de estrés límite como ocurrió en el Dakar pasado.

La general en las dos ruedas tiene al tope a Pain con un acumulado de 10h10s38s, segundo a Casteu a 2m24s, tercero a Despres 3m09s, mientras que Pizzolito marcha 15to. a 19m12s del líder.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba