N° de Edición 6909
Deportes

Boca y River no pudieron ganar y hay tres punteros en el fútbol argentino

Boca y River no pudieron ganar y hay tres punteros en el fútbol argentino.

Las caídas de Lanús y Argentinos, el empate de Boca y la derrota de River abrieron el panorama del torneo local para muchos equipos que venían rezagados y ahora sueñan con dar pelea.

Un fin de semana con resultados inesperados plantea un signo de interrogación para la Superliga debido a que los dos punteros que venían con un andar inmejorable en el certamen, tanto Lanús como Argentinos, pero terminaron quedando en deuda con actuaciones decepcionantes y con pocos equipos que pudieron aprovechar este doble tropezón.

El primero en tener un traspié fue el equipo del sur del Gran Buenos Aires, que justo en el clásico frente a Banfield, y en condición de local, cortó un invicto de diez encuentros cayendo por 1 a 0 con gol de Julián Carranza, delantero surgido de la cantera del “taladro”.

En el clásico no se notaron los 15 puntos de diferencia que había entre Lanús y Banfield, ya que el buen once que plantó Julio Cesar Falcioni en cancha no sufrió mayores sobresaltos y tan solo desmejoró un poco su actuación cuando se quedó con uno menos por la expulsión de Renato Civelli. Lanús tendrá la posibilidad de tomarse revancha rápido en caso de ganarle a Central Córdoba por Copa Argentina.

El otro puntero que flaqueó en la fecha fue Argentinos Juniors, que en su visita al Nuevo Gasómetro se llevó una derrota categórica frente al alicaído San Lorenzo de Almagro. Los tres goles del partido se dieron en la primera mitad, cuando el “ciclón” hizo honor a su apodo y arrasó al “bichito” de La Paternal que nunca encontró respuestas en los primeros 45 minutos.

En la segunda mitad, el local decidió refugiarse en su arco con la ventaja ya consumada y se dedicó a cerrarle los caminos al conjunto de Diego Dabove, que buscó por todos lados penetrar la defensa azulgrana, pero sus intentos fueron infructuosos. El 3 a 0 fue justo y Argentinos deberá mejorar de cara a lo que viene.

Boca y empate con sabor a mucho; River y una derrota justificada

Luego de la abultada victoria frente a Arsenal y con los resultados puestos de los dos punteros, el xeneize tenía la posibilidad de subirse en soledad a la punta en caso de vencer a Vélez en Liniers, sin embargo, el trámite se le presentó esquivo y estuvo más cerca de perder que de llevarse los tres puntos.

En la etapa inicial se vio un partido feo desde lo visual y lo técnico, muy cortado, luchado, con mucha pierna fuerte y reiteradas protestas al árbitro. A pesar de ello, se vio una vocación más ofensiva del local, que tenía la pelota, pero chocaba con la firme defensa visitante.

En el complemento la expulsión de Frank Fabra en Boca complejizó las acciones del equipo de Alfaro, que eligió rearmar la defensa y mantener el cero en su valla antes que exponerse a una derrota y perder la punta. Finalmente, el árbitro pitó el final y el visitante también se subió a lo más alto del torneo.

Por su parte, River tuvo una inmejorable chance de ser el único puntero. Jugaba de local frente a Rosario Central, que había ganado uno de los últimos diez encuentros con Diego Cocca como DT. Sin embargo, el “canalla” se hizo fuerte en el Monumental y ganó por 1 a 0 con gol de Lucas Gamba, tras un grosero error de Lucas Martínez Quarta.

El dato de color es que además de la victoria y los tres puntos que le dan aire en la lucha por evitar el descenso, Central volvió a ganar en cancha de River luego de 22 años, cuando en 1997 por el Torneo Apertura lo venció por 3 a 1. River también tendrá revancha pronto porque jugará frente a Estudiantes de Caseros por las semifinales de la Copa Argentina.

Los dos equipos de Avellaneda ganaron y sueñan con prenderse

Racing sigue con un invicto envidiable en el que ya acumula 11 partidos sin derrotas tras la histórica derrota frente a River por 6 a 1. En este caso, su nueva víctima fue Huracán, que con Néstor Apuzzo como técnico interino había estado cinco encuentros sin caídas, pero ahora cayó por segunda vez consecutiva.

El único tanto del cotejo lo convirtió el ex San Lorenzo, Nicolás Reniero, quien ingresó desde el banco de suplentes y con un cabezazo en el área chica estampó el 1 a 0 final. Hay que destacar que el árbitro del encuentro, Néstor Rapallini, perjudicó al visitante al anularle un gol lícito y la mala expulsión de uno de los dos jugadores que se fueron antes a las duchas. Esos dos errores hubieran cambiado la dinámica del encuentro.

Por último, Independiente sigue con su racha positiva después de la salida de Sebastián Beccacece de la dirección técnica y esta vez logró derrotar al hundido Godoy Cruz de Mendoza. En primera instancia, Santiago “el morro” García abrió el marcador para el local, pero con un gol del arquero Bolado en contra y un penal muy bien ejecutado por Silvio Romero, decretaron la suerte del partido.

Con la victoria el “rojo” trepó a las 20 unidades con un encuentro menos, tiene en Romero al goleador del campeonato y volvió a vencer en tierras mendocinas luego de 50 años. El campeonato se puso caliente y muchas posibilidades se abren de cara al futuro donde no hay certezas sobre quién podrá llevarse el certamen.

Fuente de las fotos: Diario Olé

 

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close