N° de Edición 6870
Deportes

Almirante Brown: el retorno de una pasión

Almirante Brown: el retorno de una pasión.

Un nuevo campeonato, nuevos sueños y expectativas. La Fragata comenzará con la temporada de la B Metropolitana 2018/19 el próximo lunes cuando visite a Estudiantes de Buenos Aires, con la premisa de borrar lo sucedido en el torneo pasado y pensar en grande. ¿Será este el año?

Borrón y cuenta nueva: Almirante visitará el próximo lunes a las 21 a Estudiantes de Buenos Aires en Caseros y dará lugar a su inicio en el campeonato de la Primera B Metropolitana 2018/19. Con muchas caras nuevas, el Mirasol buscará olvidarse del duro panorama del cual se salvó a último momento e intentará pensar en grande.

Han pasado casi cuatro meses desde que “Nacho” Colombini le devolvió el alma al cuerpo a la parcialidad matancera, cuando marcó su gol y sentenció la victoria de una Fragata en apuros, nada más ni nada menos contra su rival directo, Villa San Carlos, hoy en la Primera C.

Fue así que con 29 puntos sobre 34 cotejos disputados, el Aurinegro selló una de las peores etapas de su historia que quedará en el olvido cuando corra la pelota el próximo lunes en Caseros.

Por este motivo, para volver al protagonismo, Almirante apeló al mercado de pases cómo una posible solución para tapar los baches y conformar una plantilla competitiva.

Los que se quedaron y los que no

Cabe la pena destacar que el receso fue extenso y varios jugadores se fueron, tal como es el caso de Joaquín Mattalia, Maximiliano Serrano, Hernán Ruquet, Facundo Nasif, Jorge Serrano, Alejo Núñez, Fermín Holgado, Ignacio Lago e Ignacio Colombini, quienes buscaron otros horizontes.

Pero Almirante ganó gran parte de las luchas que se dieron en el mercado de pases: gracias a las influencias de Blas Giunta, el “Gurí” García, quien estaba con un pie adentro de Chacarita, reflexionó sobre su decisión y abrochó su continuidad en la entidad de La Matanza. Así, el Mirasol se hizo con un “alta” que parecía perdida.

Pero no todo fue bueno para la Fragata, ya que algunos pilares en consideración del cuerpo técnico dieron su paso al costado. El primero fue Mattalia, quien tenía todo acordado con Gimnasia de Jujuy, que posteriormente lo defraudó, lo dejó a la deriva y sin club. Sin posibilidad de arrepentimiento (ya había firmado Giordano y no se podía gastar en otro guardameta) reculó en el Club Atenas de Uruguay, donde los portales de noticias dieron por hecho su arribo. Sin embargo, el ex Boca Juniors firmó en Independiente Rivadavia de Mendoza.

Por su parte, la segunda y más dolorosa partida fue la de Ignacio Colombini, goleador del Aurinegro en el último campeonato y uno de los puntos más altos. Si bien al principio parecía que su llegada a Almagro era inminente, de un día para el otro los medios deportivos facilitaron la primicia: “Nacho” fue contratado con Atlanta, un par de la categoría.

Por otro lado, el mal sabor de boca alivió un poco cuando retornaron desde Avellaneda los jugadores Machuca y Carruega, quienes en un futuro tendrán su segunda chance en Independiente, donde estuvieron bajo estricta evaluación. El que corrió con mejor suerte fue el juvenil Ignacio Lago que ya es parte del Rojo.

Un mercado que dio sorpresas

Con un presupuesto bastante limitado, la Fragata apeló al buen ojo de Blas Armando Giunta y su cuerpo técnico para detectar jugadores libres que den resultados.

Braian Cáceres, Emmanuel Lucero, el japonés Kou Gotou, Nicolás Monserrat, Luis Arias, David Franco, Joaquín Ibañez, Jonatan Corzo y Álvaro López fueron los resultados de dichas pruebas y por los cuales Almirante apostará en el torneo de la B Metro.

A estos nombres, se sumaron las incorporaciones de Ezequiel Melillo, quien tuvo paso, entre otros, por San Telmo y Racing Club; Milton Ramos, quien llegó desde San Miguel; Pablo Buenos, ex Flandria y Defensores de Belgrano, más Leandro Guzmán, ex Atlanta y Deportivo Morón.

Pero también llegó experiencia a La Matanza. Por un lado, el arribo de Marcos Britez Ojeda se presentó como una pieza veterana para brindarles su apoyo a jugadores que comenzaron hace poco en esa zona de la cancha, como Canan y Ocampo. Pese a que los recuerdos sobre el ex mediocampista de Los Andes son gratos, ya que su calidad es indiscutible, quedará ver cómo se desenvuelve en el campo de juego, y si su estado físico es tal y como se lo deleitó en varias instituciones.

Por otra parte, el retorno del campeón Osvaldo Centurión se otorgó como el retorno de un defensor que Almirante necesitaba sí o sí para mejorar la última línea, aquella que sufrió horrores en el campeonato anterior.

A esta alta, se sumó la llegada de Matías Giordano, experimentado arquero del ascenso, quien no tuvo el lugar deseado en Brown de Adrogué, equipo que milita en la segunda categoría del fútbol argentino.

Así, a poco del cierre del mercado de pases, luego de varias llamadas y reuniones, varios medios tiraron la bomba: “Motoneta” Penco, aquel goleador que llevó al Aurinegro al Nacional en 2007, “el de los goles importantes” con Independiente y la cuota de gol que buscaba Blas Giunta, estampó su firma y rompió contra toda predicción.

El gol, un problema a solucionar

Además de la llegada del ex atacante de San Martín de San Juan, el cuerpo técnico hizo hincapié en la parte ofensiva de la cancha y fichó nada más ni nada menos que a cuatro delanteros más, haciendo un total de seis, sin contar a los que promovieron desde inferiores.

Y esta cuestión es entendible, ya que el Mirasol fue junto con Deportivo Español, el equipo que menos rompió la red el certamen anterior: hizo 27 goles en 34 partidos, con un promedio de 0.79 de tantos por cotejo.

Con la llegada de “Motoneta”, los de Matanza buscarán encontrar esa cuota de gol faltante. Y en caso de cualquier percance, desde el banco de suplentes estarán Álvaro López y Jonathan Corzo, ambos “tanques” de área.

Las primeras fechas

Por último, cabe destacar que el comienzo del torneo de la Primera B Metro será bastante duro para la Fragata, quien además de visitar por la fecha 1 a Estudiantes de Buenos Aires, luego será local frente a Barracas Central y posteriormente viajará a la Isla Maciel, donde se enfrentará con San Telmo. En la jornada número 4, se volverá a ver la cara con All Boys en Casanova, después de muchos años.

Así, Almirante comenzará un nuevo sueño, aquel que lo llevó a ser protagonista casi toda su historia y que, a pesar de haber sufrido en los últimos tiempos, buscará retornar a la Primera B Nacional. ¿Será este el año?

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close