N° de Edición 7126
Cultura

Víctor Cuello: “Los vientos te llevan cuando te dejas llevar”

Víctor Cuello: “Los vientos te llevan cuando te dejas llevar”.

El poeta matancero se refirió en “Haciendo Radio” acerca de su última obra “Belgrano Sur y otros ladridos”, sus reconocidos versos en “Villa Dorrego” y el camino de andanzas y anécdotas con colegas.

El artista apodado “Pajarito” comentó que previo al aislamiento social, preventivo y obligatorio estuvo en Mar del Plata. “Llevé algo de arte y poesía a merenderos, comedores y especialmente como paré en la Parroquia de un cura amigo, me hizo conocer  ‘las barriadas’, a las cuales hoy recuerdo bastante por los problemas económicos que afectan al mundo”, indicó.

Al aire del programa producido por Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20 20 NCO Radio (https://diario-nco.com/radio/) el entrevistado explicó que a partir de su reciente lectura con ‘Cuentos de la India’, lo re adapta al igual que ‘Menapache’, quien acopla las historias indígenas al paisaje de la Pampa”

NCO: Sos un tipo que hace de los caminos su casa y anduviste por todos lados, ¿se extraña esa vida ahora?

V.C: Se extrañaría más si no estuviese Internet con herramientas como WhatsApp y Facebook. Antes había otros tiempos y tardaban dos o tres meses en llegar una carta, ahora son horas o minutos y enseguida te comunicas. Se añoran los actos cara a cara y el compartir. “Pero ya llegará el tiempo que vamos a querer  hacer  ‘aireamiento’ ”.

NCO: En tus trayectos, ¿conociste a alguien que llegó a los 103 años?

V.C: Conocí a dos iconos uno de ellos editor de mi primer libro, Alberto Luis Ponzo, quien después hizo la segunda edición artesanal teniendo 99 años.  Luego, al poeta Aledo Luis Meloni que llegó a los 103, fue un maestro rural de la provincia de Buenos Aires que se fue a ejercer al Chaco donde, además, conoció a su compañera y formó su familia.

Recuerdo que en una librería de Corrientes compré una antología de Meloni y le digo al vendedor que me hubiese gustado conocerlo y él me respondió: “Vive en Resistencia, tómese el colectivo que yo le paso la dirección”. Y así fue como uno llegaba a su casa y te recibía con latas de cerveza, anécdotas e historias del siglo XXI. Guardo muchas de sus cartas, era “un tipo que escribía seguido con una letra muy chiquita y eso siempre me llamó la atención”.

NCO: Ahora pegamos un saltito. ¿Te escribió una carta Ernesto Sábato?

V.C: Es una anécdota graciosa porque yo acompañé a un amigo que lo conocía porque tenía un amistad con su segunda compañera, Elvira González de Fraga. Un  día  lluvioso fuimos a visitarlo y notamos que el  jardín de “Don Ernesto” era un desastre entre plantas y yuyos, pero nos contaron que lo mantenía así porque le daba libertad la naturaleza.

El  hablaba solo, nos dio la mano, tomamos un café,  no nos preguntó nada, mi amigo le llevó dos libros y se los firmó. Aunque, repetía con la vena hinchada: “El mundo se va destruir somos máquinas”. Le dejé mi libro y le esbocé: “Espero que le guste”. Pasaron cinco meses, me llegó un sobre sin remitente y cuando lo abro  era una carta de “Don Ernesto” escrita a máquina.

“Me quedé asombrado del pequeño papel donde me pidió disculpas” ya que su problema de la vista le impidió leer mi libro. Me acuerdo de aquella frase que decía: “Si realmente es verdadera tu pasión por la poesía no la abandones porque te va a ayudar a vivir”.

NCO: Naciste en Villa Dorrego

V.C: Me crié en San Justo y vivo acá en Villa Dorrego desde el año 89’. La mudanza me alegró la vida porque San Justo es una ciudad y en mi niñez no nos dejaban andar en bici. “Cuando llegamos acá junto con mis padres y mis tres hermanos revivimos ya que conocimos lo que era jugar en la calle y disfrutamos de escuchar el canto de las ranas”.

NCO: Dedicaste unas de tus más emocionantes obras a Dorrego.

V.C: Ese poema nació de tomar unos mates con “El Turco”,  que es un personaje que aparece allí. Él tiene cáncer y  recién ahora se está tratando. En estos tiempos anda con su bolsita vendiendo lavandina y detergente suelto por la calle, siempre que lo veo freno y tomamos algunos mates.

Tengo la costumbre cuando salgo, de andar siempre con un papel y una lapicera. Tuve que frenar en una esquina para escribir porque se me ocurrieron los versos de “Villa Dorrego” que se popularizó y luego se compartió por Youtube y Facebook “gracias al empuje de un poeta, Jorge Figueroa, que le dio vida y música”.

NCO: Contame sobre tu última obra.

V.C: De Pompeya a González Catán y creo que más adelante hasta Constitución, es una recopilación de los poemas que surgieron a lo largo de los cuatro horribles años que tuvimos con el macrismo. Es el resultado de los que yo veía en los medios masivos de comunicación, en los alternativos y hasta en Facebook.

Por su puesto, eran noticias poco alentadoras y agradables. Fue mi manera de sociabilizar y drenar  la bronca, la tristeza. “Cuando me quise acordar tenía muchos poemas y al ver el resultado del libro me corrió un escalofrío”.

NCO: Un placer recorrer estas pequeñas huellas y caminos andados.

V.C: Hasta ahora, mi vida se centró en dos vetas la poesía y la búsqueda espiritual que me llevaron a recorrer muchos lugares.  Tuve suerte  y me crucé con  gente generosa,  de los cuales aprendí que hay que regresar a esos sitios, porque los vientos te llevan cuando te dejas llevar.

¿Sobre sus publicaciones?

“Vuelo de hoja” (cuaderno poético confeccionado artesanalmente por el poeta Alberto Luis Puenzo.

 “Monedas del ‘85” (libro editado por el poeta, Omar Cao)

 “Ladrillo escrito y otros poemas” (Ed. Árbolanimal, 2015)

 “Selección poética” (Ed. La Walsh, 2017)

 “Belgrano Sur y otros ladridos” (libro editado por Lítica, 2020)

 ¿Su poema “Villa Dorrego”?

Mi barrio amanece en la esquina

lleva dos bolsas en sus manos

huele el culo de los perros

y el turco le convida mates

Mi barrio/ conurbano profundo/

es una ramita mojada

lejos/ bien lejos/ de las corbatas

y las torres

Mi barrio canta una cumbia interminable

y espera que llegue el vino

en la botella cortada

 Mi barrio se sube a los andamios

para terminar la pared

gira en las zapatillas

que lloran en los cables

y rompe las bolsas de basura

en cada madrugada

Mi barrio/ pedacito de tierra/

es un pájaro

entre  las hormigas.

 Poema link Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=uKnjJ0jOzMk

 ¿Dónde pueden encontrar su poesía?

 Versos en Revista virtual literaria «Letraria»

Audios en Blog «La piedra encendida»

 ¿Sus redes?

 Facebook: Víctor Cuello.

Youtube: Víctor “Pajarito” Cuello.

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba