N° de Edición 7420
Cultura

Próceres de nuestra historia: Mario Bravo, legislador y poeta

TESTESTE

bravo_mario

El transcurrir del tiempo, sus recuerdos de la infancia y su juventud, lo llevarán a hacer brillar la otra cara de su obra, la poesía, nunca olvidó su Tucumán natal, sus estudios universitarios en la facultad de derecho, lo llevaron a presentar su tesis denominada “Legislación del Trabajo”, su solo título nos da la pauta de cuáles eran sus inclinaciones sociales.

Por: Dr. Juan Carlos Amarilla  

jcamarilla961@gmail.com

El Cedro

Yo,  con mis propios brazos cavé el pozo

Yo,  con mis propias manos planté el cedro.

Y pasaran los años y los años;

siempre tendrá la planta gajos nuevos.

Y pasaran los años y los años;

y el cedro sin cesar  irá creciendo.

Y pasaran los años y los años;

Y el cedro estará aún joven y yo viejo.

Y en la paz del hogar, si lo consigo

al familiar amparo del alero,

en mis chochez ingenua de hombre anciano,

contaré sin reposo el mismo cuento.

“Yo,  con mis propios brazos cavé el pozo…”

Yo, con mis propias manos planté el cedro”.

Y pasaran los años y los años

y “alguien” quizá repita en su recuerdo:

“El” con sus propios brazos cavó el pozo…”

“El” con sus propias manos plantó el cedro.(2)

Para los Jóvenes de la Reública

¡De pie, buen ciudadano! ¡De pie, joven ardiente!

Bien alto el corazón y bien alta la frente,

rebosante el espíritu de solidaridad,

vamos a nuestro estadio, hacia la plaza pública,

a celebrar el día de nuestra gran República

colonia de Humanidad.

Cantaremos un himno, una canción fraterna

que empiece: “Oíd, mortales”, como la estrofa eterna

de nuestra libertad.

Y en un millón de voces, bajo el tranquilo cielo

¡tienda el himno su vuelo

hacia el noble trabajo y la noble igualdad!

Maestro, profesor, poeta, periodista, abogado y legislador. Fue dirigente socialista, secretario de redacción y director de La Vanguardia. Tuvo una actuación parlamentaria destacada siendo elegido tres veces diputado y dos veces senador nacional.(3)

Otras obras  de su autoría: “La Huelga de Mayo”; “Poemas del campo y de la montaña” (año 1909); “Movimiento Socialista y Obrero” (año 1910);  “La Ciudad Libre”; “Canciones y Poemas”,(año 1918); “Cuentos para los Pobres”(año 1923); “Derechos Civiles de la Mujer”, (año 1927); “La Revolución de Ellos” (año 1932).-

MARIO BRAVO.

Legislador

Tuvo una prolífica actividad parlamentaria (1913 a 1943);  en el año 1913 fue elegido Diputado nacional en reemplazo de otro diputado, terminado  dicho  mandato, fue reelegido por otros cuatro años.

Desde un comienzo siempre estuvo muy cerca de las clases más pobres y de los humildes, así su primer iniciativa parlamentaria fue que los empleados de la Cámara que ganaban menos de 100 pesos tuvieran un aumento de sueldo, reivindicación laboral, que logró se aprobará.

Propuso, -por esas cuestiones de provinciano,  que su querida Tucumán estuviera cerca de donde trabajaba a diario-; y es así que presento iniciativas parlamentaria para que la calle Cangallo (hoy  Juan Domingo Perón), se llamará Alberdi; la calle la Piedad, a iniciativa de otro legislador se le cambio el nombre por la actual Bartolomé Mitre; y esto se debía en que Mario Bravo, deseaba tener, aunque más no fuera por los nombres, cerca a cuatro próceres de su admiración: Rivadavia, Sarmiento, Alberdi  y Bartolomé Mitre.

Como orador se destacó en forma descollante en su participación en la discusión de la “ley de leyes”, el presupuesto nacional, y hasta su llegada al parlamento, esta ley nos e discutía, se aprobaba a libro cerrado, en oportunidad de él participar en la discusión del presupuesto nacional del año 2015,  Mario Bravo, presentó una Planilla de la Contaduría General de la Nación, donde constaban gastos superfluos y consiguió que la Cámara aprobara que la Biblioteca del Congreso (BCN) fuera también una Biblioteca Pública. (4)

MARIO BRAVO..

 Iniciativas Parlamentarias

De ley: Amnistía a los infractores de la Ley de Arrendamiento; Homenaje a Juan Bautista Alberdi;  Reforma de la Ley Orgánica Municipal; Reglamentación del trabajo en la industria azucarera de la República; Divorcio; Procedimiento para obtención del título de ciudadanía; Represión a la trata de blancas;  Ley básica del Seguro Nacional; Abolición del derecho de la matrícula escolar; Jornada Legal de Trabajo; Reforma de la Ley de Accidentes de Trabajo; Ley de Inmigraciones; Trabajo en día sábado; Descanso dominical, …y siguen las iniciativas, y estás que nombre son solo como Diputado Nacional.

Como Senador Nacional:  Reglamentación de agencias bancarias y marítimas;  Reforma a la Constitución Nacional, para separar al Estado de la Iglesia Católica; Modificaciones a la Ley N° 2.873 (General de Ferrocarriles); Derechos civiles de las mujeres; Asociaciones obreras y patronales;  Divorcio (reproducción); Censo general de la población de la República; Pensiones a la vejez;  Impresión de las obras de Joaquín V. González; Protección a la  maternidad; Reglamentación del Estado de Sitio; Subsidio a la Liga Argentina contra la Tuberculosis,…y las iniciativas continúan.

Estimado lector, me limite a reproducir solo las iniciativas parlamentarias de ley, como expresé más arriba, su actuación legislativa a lo largo de 20 años ininterrumpidos, sumaron infinidad de proyectos de resolución, de declaración y arduos y duros debates, en los que participó (discusiones); se puede conocer toda su obra legislativa a través de la obra citada en el punto  2) de  las referencias, que obran al pie de la presente, páginas 24 a 29.

Dijo el senador nacional, Dr. Mario Bravo, en la sesión del 29 de septiembre del año 1914, cuando se discutía un proyecto de su autoría: “Derechos Civiles de la Mujer: “…Llamada en casi todos los países civilizados a participar directamente en la sanción de las leyes y en la administración pública, la mujer, con el reconocimiento anterior de su capacidad jurídica en el orden civil, ha asumido en la sociedad las responsabilidades que correspondían únicamente al hombre”. Para llegar a esta situación, ha sido preciso que causas de todo orden vencieran prejuicios y resistencias mentales fundados en el falso concepto que atribuía a la mujer una inferioridad con respecto al hombre, ya en el temor de  alterar con peligro de exageradas consecuencias  el régimen de la familia, fundado en el poder matrimonial o la solidez de los hogares, que debía cimentarse únicamente en las ideas, conveniencias o poder de su jefe”….(…)

En 1823 Rivadavia inició entre nosotros la guerra contra el prejuicio, llamando a la mujer a colaborar en las primeras tareas de asistencia social, dando ocupación a su inteligencia en al docencia pública, dotándola de la preparación científica que debe servirle para las tareas fundamentales de la maternidad.”. (5)

Fuentes:

http://www.lagazeta.com.ar/bravo_mario.htm

“Mario Bravo, Legislador y Poeta” , obra del Dr. Bernardo Mossichoff, Colección “Vidas, Ideas y Obras de los Legisladores Argentinos”,  N° 9, pág.12,Bs.As., 1998.

http://escuelaps.com.ar/27-de-junio-de-1882-aniversario-del-natalicio-de-mario-bravo/#.VonNm8vSnIU

Idem ob. Cit. 2), página 14.

Ob. Cit. Punto 2) páginas 46 y 47.

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba