N° de Edición 6911
Cultura

Max Aub Mohrenwitz: Los Palabristas de hoy y de siempre

Max Aub Mohrenwitz: Los Palabristas de hoy y de siempre.

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001.

Estimados lectores;

La reseña biográfica de la semana es sobre Max Aub Mohrenwitz (París2 de junio de 1903 – Ciudad de México22 de julio de 1972) fue un escritor español. Vivió tres décadas en México como exiliado, después del fin de la guerra civil española.

 Nació en París, Francia, y se afincó en Valencia en 1914 junto con su familia. Su padre, Friedrich Aub, era de origen alemán, nacido en Baviera y su madre, Susana Mohrenwitz, francesa, de origen judío alemán.

Proveniente de una familia de hombres de leyes, Friedrich rompió con la tradición y en 1898 ya viajaba por Europa y España como representante comercial.

Tenía don de gentes y hablaba bien español; en Sevilla trabajó para la casa Alaska y, tras su quiebra, se estableció por cuenta propia como vendedor de bisutería fina para caballeros. Sus frecuentes viajes hicieron de su figura alguien casi siempre ausente.

La madre, aunque nacida en París, provenía de Sajonia por sus padres, y pertenecía a la alta burguesía, tenía aficiones artísticas e inclinación por las antigüedades.

Max, nacido en París, en el número 3 de cité Trévise, creció rodeado de mujeres: su madre, su hermana Magdalena y una empleada del hogar, y pasaba los tres meses de verano en la aldea de Montcornet, en el departamento de Oise.

Creció en un ambiente privilegiado y bilingüe ya que con su familia practicaba el alemán, y en la calle y en el colegio el francés. Recibió una educación agnóstica en lo religioso.

Primera etapa española

Max Aub residió en Francia hasta que al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914 su familia tuvo que trasladarse a España y se instaló en Valencia.

Max aprendió el castellano en un tiempo muy corto, declarando, años después, que no podría escribir en otra lengua.

En 1916 el padre de Max solicitó la nacionalidad española para toda la familia y renunció a la alemana.

En 1917 un enfrentamiento en la plaza Emilio Castelar de Valencia de la Guardia Civil con los ciudadanos le produjo una impresión tan fuerte y duradera que desde entonces comprometió su interés artístico con los más desfavorecidos.

 Prosa

Un año después, en 1918, comenzó sus estudios primarios en la Escuela Moderna primero y en la Alianza Francesa, a lo que siguió una enseñanza secundaria en el Instituto Luis Vives de Valencia.

Entre sus amistades de aquella época figuraba la familia Gaos (JoséVicente, Ignacio, Lola).

Entre 1916 y 1921 Max frecuentaba su casa por las tardes para hablar con Pepe y estudiar con Carlos, Manuel ZapaterFernando DicentaJuan Gil-Albert y Juan Chabás.

Voraz lector, dotado de una despierta inteligencia y perteneciente a una familia con posibilidades económicas, no llegó sin embargo a estudiar una carrera, sino que se puso a trabajar en 1920 como viajante para conseguir cuanto antes su independencia económica.

Esta actividad le permitió viajar mucho, especialmente por Cataluña donde, en 1921, conoció en Gerona al novelista Jules Romains, quien influyó en su quehacer literario con su teoría del unanimismo; durante ese periodo se suscribió a diversas revistas francesas también a algunas italianas y belgas.

Desde 1922 empezó a pasar en Barcelona cuatro meses al año y asistió a tertulias como la de López Picó, Joan Salvat-Papasseit, Esclasans, y Gasch; según su biógrafo Ignacio Soldevila, «hablaba [valenciano] correctísimamente, tanto en la variedad valenciana como en la catalana».

 ​En 1923 fue testigo en Zaragoza del alzamiento de Miguel Primo de Rivera y en diciembre de ese mismo año viajó a Madrid por vez primera y se presentó, con una tarjeta que le dio Jules Romains, al crítico Enrique Díez Canedo.

El 3 de noviembre de 1926 se casó con Perpetua Barjau Martín, que le acompañaría al exilio hasta su muerte, de la que tuvo tres hijas.

En 1928 ingresó en el Partido Socialista Obrero Español.

Por entonces compaginaba la actividad comercial con la literaria y se inició en el teatro vanguardista con obras como El Desconfiado Prodigioso (1924), Espejo de Avaricia (1927) o Narciso (1928); a esa época pertenece asimismo la novela Luis Álvarez Petreña (1934).Cuando comenzó la Guerra Civil se encontraba en Madrid y era ya un intelectual reconocido; dirigía en Valencia el grupo teatral universitario El Búho, a cargo hasta entonces de Luis Llana Moret.

En diciembre de 1936 fue enviado como diplomático a la legación española en París, puesto desde el quegestionó el encargo y la compra del Guernica de Picasso para la Exposición Internacional de París del año siguiente.

A su regreso a España, en agosto de 1937, ocupó el puesto de Secretario del Consejo Nacional del Teatro, y, desde el verano de 1938 hasta su salida del país, colaboró con André Malraux en la realización del filme Sierra de Teruel, adaptación de la novela L’espoir del escritor francés.

Por edad perteneció a la Generación del 27, con cuyos miembros tenía una gran amistad.

El camino del exilio

En enero de 1939 se exilió a Francia y se instaló en París, donde ultimó el rodaje de Sierra de Teruel y comenzó la redacción de Campo cerrado.

En abril de 1940 lo internaron en el Campo de Roland Garros tras ser denunciado como comunista.

El mes siguiente lo transfirieron al Campo de internamiento de Vernet, cuyas vivencias escribió en su relato Manuscrito cuervo. Historia de Jacobo, y en noviembre lo desterraron a Marsella.

En 1941 fue detenido de nuevo y deportado a Argelia, donde compuso su estremecedor libro de poemas Diario de Djelfa (1945).

El 18 de mayo de 1942 abandonó el campo de Djelfa y se dirigió a Casablanca, para embarcarse el 10 de septiembre en el Serpa Pinto rumbo hacia Veracruz, México, país en el que se naturalizó y habitó hasta su muerte.

Reencuentro con España

No pudo regresar a Europa hasta 1956 y a España no volvió hasta 1969, por primera vez después del exilio, en lo que fue un reencuentro agridulce del que dejó testimonio en su punzante dietario La Gallina Ciega (1971).Realizó un segundo, y último, viaje a España en 1971.

Obras

Novelas

 Luis Álvarez Petreña (1934/1965/1971; ediciones sucesivamente ampliadas).

El laberinto mágicoCampo cerrado (1943), Campo de sangre (1945),

Edición Cuadernos del vigía, Granada (2017-2019)

Las buenas intenciones (1954).

Jusep Torres Campalans (1958).

La calle de Valverde (1961).

Juego de Cartas (1964),

Relatos

Viver de Las Aguas. Fundación Max Aub y Ayuntamiento de ViverNo son cuentos (1944). México: Tezontle.

Revista Sala de espera. Secciones No son cuentos (segunda serie) y Zarzuela (1948-1950). México: Gráficos Guanajuato.

Algunas prosas (1954). México: Los Presentes.

Cuentos ciertos (1955) México: Antigua Librería Robredo.

Cuentos mexicanos (con pilón) (1959). México: Imprenta Universitaria.

La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco y otros cuentos (1960). México: Libro Mex Editores. Luego edición Cuadernos del vigía, Granada (2014)

El Zopilote y otros cuentos mexicanos (1964). Barcelona: Edhasa.Historias de mala muerte (Obras incompletas de Max Aub) (1965). México: Joaquín Mortiz.

Mis páginas mejores (1966). Madrid: Gredos, Col. Antología Hispánica, 24.

Últimos cuentos de la guerra de España (1969). Caracas: Monte Ávila Eds.

Otras antologías y ediciones de relatos aubianosLa verdadera historia de la muerte de Francisco Franco y otros cuentos (1979). Barcelona: Seix y Barral.

Crímenes ejemplares (1991). Prólogo de Eduardo Haro Tecglen. Madrid: Editorial Calambur. Luego, ya íntegramente, como Mucha muerte, Granada, Cuadernos del vigía, 2011.

Enero sin nombre. Los relatos completos del Laberinto mágico (1994). Presentación de Francisco Ayala y selección y prólogo de Javier Quiñones. Barcelona: Alba Editorial.

Manuscrito cuervo. Historia de Jacobo (1999). J. A. Pérez Bowie (ed.). Segorbe: Fundación Max Aub-Universidad de Alcalá de Henares. Y, luego, en Granada, Cuadernos del vigía, 2011.

Cuentos ciertos (2004). Segorbe: Fundación Max Aub.

No son cuentos (2004). Con prólogo de Francisco Caudet. Madrid: Huerga y Fierro Editores.

Relatos I. Fábulas de vanguardia y Ciertos cuentos mexicanos (2006), Obras completas, vol. IV-B, Joan Oleza (Dir.), Franklin García Sánchez (ed.). Valencia: Biblioteca Valenciana – Institució Alfons el Magnànim.

Relatos II. Los relatos de El laberinto mágico (2006). Obras completas, vol. IV-B, Joan Oleza (Dir.), Luis Llorens Marzo y Javier Lluch Prats (eds.). Valencia: Biblioteca Valenciana – Institució Alfons el Magnànim.

El limpiabotas del Padre Eterno y otros cuentos ciertos: la mirada del narrador testigo (2011). Eloísa Nos Aldás y Javier Lluch Prats (eds.). Segorbe: Fundación Max Aub, Col. Biblioteca Max Aub, 16.

Teatro

Una botella (1924).

El desconfiado prodigioso (1924).

Espejo de avaricia (1927).

Narciso (1928).

De algún tiempo a esta parte (1939).

San Juan (1943).

Morir por cerrar los ojos (1944).

El rapto de Europa (1946).

Deseada (1950).

No (1952).

Obras en un acto (1960).

El cerco (1968).

Comedia que no acaba

Ensayos de crítica literaria

Discurso de la novela española contemporánea (1945).

La poesía española contemporánea (1947).

La prosa española del siglo XIX (1952).

Guía de narradores de la Revolución Mexicana (1969).

Manual de historia de la literatura española (1974).

Poesía

Los poemas cotidianos (1925).

Diario de Djelfa (1944 y 1970).

Antología traducida (1963, 1972). (1998)Versiones y subversiones (1971). Cuadernos del vigía, Granada, 2015.

Imposible Sinaí (1982). Ed. completa Lamentos del Sinaí (2008) por Pasqual Mas.

Antología de la poesía mexicana 1950–1960 (1960).

Biografía

Conversaciones con Luis Buñuel (Aguilar, 1984).

Luis Buñuel, novela (edición de Carmen Peire, Granada, Cuadernos del vigía,

Fuente / Wikipedia

Poemas

Odio y amor

Uno es el odio y el amor
Juan, Pedro, la tierra, el sol

que lo otro, lo mío, es un pozo
mudo, ciego, manco, sordo,
a lo topo,

con su música interior
que ve sin ser visto,
habla sin ser oído,

anda sin ser sentido
y para quien todo es amor.
Tu seno,
-guindas, rosas y armiño-
en mi mano pleno,

«eso no, eso no»
me miraste.

Tu cabeza en mi hombro,

¿has dormido?
¿has fingido?

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la  dirección electrónica siguiente: E-mail: carussomonica@gmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close