N° de Edición 6907
Cultura

Los palabristas de hoy y siempre

El libro de la almohada Los palabristas de hoy y siempre

Por: Mónica Caruso. Tapiales

monicaacaruso@hotmail.com

El libro de la almohada Los palabristas de hoy y siempre

Estimados lectores: Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que fundé y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es sobre Sei Shōnagon (清少納言?) (c. 968 – entre 1000 y 1025), fue una escritora japonesa que vivió en el siglo X, durante la Era Heian, conocida por su diario Makura no Sōshi (El libro de la almohada).

Su vida es poco conocida. Se discute cuál era su nombre real, aunque la opinión más extendida es que se llamó Kiyohara Akiko. Su sobrenombre está formado por la combinación de un título protocolario (“Shōnagon”, tercer subsecretario de Estado) y un apellido familiar (“Sei” es la pronunciación china del carácter con que se escribe la primera parte del apellido de la autora, “Kiyohara”, que significa “campo puro”) Era hija del poeta Kiyohara no Motosuke. Gracias a la destacada situación de su padre, logró convertirse en dama de compañía de la emperatriz consorte Fujiwara no Sadako, esposa predilecta del emperador Ichijō Presumiblemente se casó o convivió con Tachibana no Norimitsu, con el que tuvo un hijo, Tachibana no Norinaga. También se desposó con Fujiwara no Muneyo y de esta unión tuvo una hija, Koma no Myobu. Por otra parte, se le atribuyeron numerosos amantes.

A la muerte de la emperatriz consorte, Sei Shonagon permaneció entre siete y diez años aún en la corte y, posteriormente, se ordenó religiosa. Hay varias mentiras circulando sobre su vida, por ejemplo, de la antigua edición de Wikipedia;

La leyenda popular afirma que se cayó desde un barranco, aunque según una conversación que copió Dama Shigei Sha entre Murasaki Shikibu y Narimasa, Sei murió en el parto de su tercer hijo, fruto de la violación de alguno de sus tres violadores (amigo del Emperador Ichijo, Kiyosaki no Yutome o el desconocido poeta chino)

Esta información no es tan solo falsa, sino que también denota que quién lo hizo ha leído el diario de la dama (El libro de la almohada), ya que, si nombra a personajes como Dama Shigei Sha y Narimasa, pero Kiyosaki no Yutome jamás ha sido nombrado en su diario, ni hay información alguna de él.

También, en la antigua edición se hablaba de posibles abusos en vida a Sei, cosa que es mentira. Según la antigua edición de Wikipedia: Según se puede interpretar en su diario, fue abusada por un amigo del Emperador Ichijo, quedando gravemente herida desgarro vulvar). También existe la hipótesis, fomentada por Dama Ukon no Naishi, de que fuese abusada por Kiyosaki no Yutome (encontrado en un diario en reconstrucción por su antigüedad) y un poeta de origen chino, referido como ” El amante de los bambúes”.

De nuevo, es mentira, y confirma la teoría de que quién lo editó leyó su diario, pues es cierto que el Emperador Ichijo como tal existió, y Dama Ukon no Naishi es un personaje nombrado en su diario. Además, ” El amante de los bambúes”, a quién el antiguo editor asocia con el inexistente poeta chino, es en realidad Wang Hui-chih (388), según se menciona en el libro de relatos Chin Shu, a quién Shōnagon alude en la página 187 de su diario.

Dije: “Oh, así que se trata de este caballero” (Wang Hui-Chih se refería al bambú como “este caballero”, de allí su apodo de “El amante de los bambúes). Por ende, Kiyosaki no Yutome no existió, y el poeta chino del que la antigua edición hablaba tampoco.

Hasta el final de su vida vivió errante, manteniéndose gracias a las limosnas, entre la isla de Shikoku y los alrededores de la capital. Su obra más importante, Makura no Sōshi (“El libro de la almohada”), era su diario personal, el cual era costumbre que se guardara bajo la cabecera de la cama (de ahí el nombre). El libro de la almohada está compuesto por una serie de listas en las que la autora enumera elementos de la realidad cotidiana, como por ejemplo, cosas que emocionan, cosas que producen una sensación de suciedad, cosas que no pueden compararse, etc. Jorge Luis Borges seleccionó, anotó y tradujo esta obra con ayuda de María Kodama. Además del Makura no Sōshi, compuso la colección de poemas Sei Shonagon-shu. Es, también, una de las poetisas que parecen en el Ogura Hyakunin Isshu, juego de cartas tradicional en el que son fundamentales la memoria y los conocimientos poéticos de los participantes.

Fragmentos

El libro de la almohada

(Sei Shônago)

…Es bastante tarde y una dama está esperando a un visitante esa noche. Como oye finalmente un golpeteo furtivo, envía a su criada a abrir el portón y espera excitada. Pero el nombre anunciado por la criada es el de alguien por quien no tiene el menor interés. De todas las cosas deprimentes, ésta es de lejos la peor….

…Un hombre sin ningún encanto especial discute sobre toda suerte de temas al azar, como si lo supiera todo….

…El décimo día del Segundo Mes, con el sol brillando en un cielo claro y pacífico, Su Majestad el Emperador estaba tocando la flauta bajo el alero en la parte occidental de la galería. Estaba asistido por un excelente flautista, Takatô, el ayudante más antiguo del Gobernador General. Ejecutaban la melodía Takasago al unísono, y Takatô le explicaba varios asuntos sobre la flauta a Su Majestad. Calificar la escena como “algo espléndido” resultaría insuficiente. Yo estaba sentada detrás de las cortinas de bambú con otras mujeres y, al observar todo esto, sentí como si nunca en mi vida hubiera sido infeliz…

Delicias en las detalladas listas de Sei Shonagon

 

Cosas encantadoras -Los objetos que se utilizan al jugar con muñecas de papel. -Arrancar las hojas pequeñas de un loto que flota en el estanque. -Las hojas de la malva pequeña son también deliciosas. Culquier cosa, si es diminuta, resulta grata. -El rostro de un niño dibujado en un melón. -Un pequeño gorrión que viene saltando al imitar alguien el chillido de un ratón. -También es delicioso cuando al atar a un gorrioncito con un hilo, sus padres le traen insectos o lombrices y se los entregan en el pico. -Una niña a la que están cortando los cabellos como a una monja, de manera que los ojos quedan cubiertos, despeja su cara sin usar las manos, inclinando su cabeza a un costado pues quiere ver algo. Realmente encantador. -Ver los tasukigake blancos y limpios de las niñas, ¡qué agradable sensación! -Un paje de Palacio, todavía muy joven, camina con traje de ceremonia. -Pollitos blancos con largas patas caminan de una manera graciosa; parecen vestidos con kimono demasiado cortos, pían muy fuerte, y van tras las personas o rodean a la gallina. Ver esto es sumamente grato. -La flor de clavel silvestre.

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close