N° de Edición 6768
Cultura

Los Palabristas de Hoy y de Siempre: Max Jacob

PALABRISTAS_Fotor_Collage

Max Jacob. Estimados lectores Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que fundé y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es  sobre Max Jacob.

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Quimper, 1876 – Drancy, 1944) Escritor y poeta francés de tendencia surrealista. Su obra está influida por la estética de los cubistas, con quienes trabó estrecha amistad.

Cuando llegó a París, procedente de la Bretaña, trabajó en un almacén. Ése fue el momento en que vivió su única historia de amor. Hacia 1905 conoció a G. Apollinaire y Picasso, y siguiendo el consejo del pintor, que le sugirió que viviera como un poeta, dejó su empleo, se dedicó a pintar, escribir, ayunar y frecuentar Montparnasse. En esa época publicó sus primeros volúmenes, teorizó sobre el «poème en prose» y se relacionó con los pintores cubistas y los poetas dadaístas.

Su inclinación hacia lo místico y la fe en que su Dios le iluminaría concluyeron en su conversión y bautismo católico en 1915, del que Picasso fue padrino. Los escritos de esos años, El cubilete de dados (1917), Le laboratoire central (1921), Visions infernales (1924) y Les penitents en maillot rose (1925) constituyen la parte más importante de su obra. Además publicó, poco a poco, en prosa: Las meditaciones de un judío converso, cuentos, novelas y textos diversos en tres volúmenes que dedicó al monje Matorel (1909-1911-1912

En 1921 se retiró a Saint-Benoit del Loira, lugar que sólo abandonó para realizar algunos viajes al extranjero y una breve estancia en París. El 24 de febrero de 1944 los nazis le detuvieron en su refugio de Saint-Benoit y lo deportaron a un campo de concentración en Drancy, donde murió de pulmonía. En su obra póstuma, Derniers poèmes en vers et en prose (1945), el autor era ya un hombre humillado que pensaba que a través de Cristo y su sublimación encontraría su personalidad humana.

Obras seleccionadas

 

Saint-Matorel (1911)
La Côte (1911)
Œuvres burlesques et mystiques de Frère Matorel (1912)
Le Siège de Jérusalem‚ grande tentation céleste de Frère Matorel (1914)
Le Cornet à dés (1916)
Le Phanérogame (1918)
La Défense de Tartufe (1919)
Cinématoma (1920)
Le Laboratoire central (1921)
Le Roi de Béotie (1921)
Le Cabinet noir (1922)
Art Poétique (1922)
Filibuth ou la Montre en or (1923)
Le Terrain Bouchaballe (1923)
Les Tabar (1924)
Visions infernales (1924)
L’Homme de chair et l’Homme reflet (1924)
Les Pénitents en maillots roses (1925)
Le Fond de l’eau (1927)
Le Tableau de la Bourgeoisie (1929)
Rivage (1931) Bourgeois de France et d’ailleurs (1932)
Ballades (1938)
Fuente *buscabiografias.com

POEMA

LA MADRE DEL CURA

Yo que golpeo en vuestra ventana,

Con mi saco y con mi bastón,

Con mis zuecos, mi pobre ropa,

Ha de llegar mi hijo a cura.

No juntaré ya más los restos,

En el camino toda mi vida.

«Madre, envíame a los hermanos,

de allí me iré para el seminario.»

Ni siquiera hace diez años

Que mi hombre el granjero ha muerto.

-Venderemos pared y techo

para que subas al altar,

que al seminario te puedas ir.

Hijo mío, tú irás a Nantes.

Cuando vendí tierras y granja

Me fui por campos y por calles

Para a las ferias ir a cantar.

A la madre del cura todo se le perdona,

Sin purgatorio, el paraíso tendrá

Y ya pronto en el presbiterio

Iré a la puerta a ver quién llama.

Entre usted pues, que soy la madre

Del señor cura, o de Monseñor

O del Papa si lo merece.

Yo que golpeo en vuestra ventana,

Con mi saco y con mi bastón,

Con mis zuecos, mi pobre ropa,

Ha de llegar mi hijo a cura.

 

FRAGMENTOS: LA CALLE RAVIGNAN

…«No es posible bañarse dos veces en el mismo río», decía Heráclito el filósofo. Sin embargo, siempre son los mismos los que pasan. A las mismas horas, van alegres o tristes. ¡A todos ustedes, transeúntes de la calle Ravignan, les he dado los nombres de los difuntos de la Historia! ¡Aquí viene Agamenón ! ¡Aquí viene la señora Hanska! ¡Ulises es un lechero ! Patroclo está aún al principio de la calle cuando ya tengo a mi lado a un Faraón. Cástor y Pólux son las señoras del quinto. Pero a ti, viejo trapero, a ti que, en la encantada mañana, vienes a recoger los restos aún vivos cuando apago mi buena y vieja lámpara, a ti, a quien no conozco, misterioso y pobre trapero, a ti, trapero, te he dado un nombre noble y famoso, te he llamado Dostoievski…

 

EL CISNE

…El cisne se caza en Alemania, patria de Lohengrin. Sirve de marca a un cuello postizo en los urinarios. Sobre los lagos se le confunde con las flores y su forma de barco produce admiración. Además se le estrangula sin piedad para hacerle cantar. La pintura utilizaría gustosa el cisne, pero carecemos de pintura. Cuando tiene tiempo de metamorfosearse en mujer antes de morir, su carne es menos dura que en el caso contrario: los cazadores estímanle entonces con preferencia. Bajo el nombre de patos del norte los cisne sirven para formar el edredón. Y se llaman hombres cisnes u hombres insignes a aquellos que tienen el cuello largo como Fenelón, cisne de Cambrai. Etc…

NOVELA DE AVENTURAS

…¡Entonces es verdad! ¡Heme aquí como Filóctetes, abandonado por el barco sobre una roca desconocida, porque tengo herido un pie! La desgracia es que mi pantalón me fue arrebatado por el mar. Según informes, no estoy en otro lugar sino sobre la ribera de la púdica Inglaterra. «No tardará en encontrar un policía». Y esto es lo que sucedió. Hablaba francés y me dijo en mi lengua: «¿No me reconoce usted, soy el marido de su criada inglesa?». Llevaba una razón que no le admití: y es que nunca he tenido una criada inglesa. Me condujo a una ciudad próxima, ocultando mi desnudez tal como pudo, y desde allí a casa de un sastre. Y como yo quisiese pagar: «Inútil, -me dijo-, fondos secretos de la policía» o «de la cortesía», pues no he comprendido muy bien la palabra….

PALABRISTAS

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Letra Arial 12.  Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close