N° de Edición 6670
Cultura

Los palabristas de hoy y de siempre: Magda Szabó

Los palabristas de hoy y de siempre
Los palabristas de hoy y de siempre: Magda Szabó

Estimados lectores: gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de Diario NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001.

Por Mónica Caruso. Tapiales.

carussomonica@gmail.com

La reseña biográfica de la semana es sobre  Magda Szabó (Debrecen5 de octubre de 1917 – Kerepes19 de noviembre de 2007) fue una escritora húngara, considerada una de las mejores novelistas en húngaro de la historia.

Los palabristas de hoy y de siempre
Los palabristas de hoy y de siempre: Magda Szabó

También escribió teatropoesíaensayostraducciones y memorias. Nació en el seno de una familia burguesa. Se licenció en Filología latina y húngara en la Universidad de Debrecen.

Al terminar sus estudios, trabajó como profesora en varias escuelas de Debrecen y Hódmezővásárhely, entre ellas una escuela calvinista para niñas. Entre 1945 y 1949, estuvo trabajando en el Ministerio de Religión y Educación. En 1947, contrajo matrimonio con el también escritor y traductor Tibor Szobotka.

Su carrera como escritora comenzó con la publicación de un libro de poemas, Bárány (“Cordero”, 1947), A continuación, publicó Vissza az emberig (“Regreso a lo humano”, 1949).

En 1949, le concedieron el Premio Baumgarten de literatura, pero le fue arrebatado por razones políticas el mismo día de la entrega y ese mismo año fue despedida del Ministerio en el que estaba trabajando.

Posteriormente, entre 1949 y 1956, durante el régimen estalinista de Mátyás Rákosi, el gobierno húngaro no le permitió publicar sus obras y dado que su marido también estaba desempleado y estigmatizado por el régimen comunista, se vio obligada a dar clases en una escuela elemental.

Durante estos años de involuntario silencio comprendió que la poesía le resultaba demasiado rígida para expresar sus pensamientos, y comenzó a ensayar con la prosa. Su primera novela, Fresco, escrita en aquellos años, se publicó en 1958 y logró un gran éxito de crítica y público.

En 1959, se editó El cervatillo, una crítica al régimen comunista húngaro de la época. Esta obra logró ser publicada fuera de Hungría y traducida al alemán, hecho que convirtió a Szabó en una disidente.

Recibió numerosos premios como novelista en Hungría, y sus obras se publicaron en más de 40 países. En 2003, ganó el premio francés Prix Fémina a la mejor novela extranjera por La Puerta.3​ Su novela Abigail, aparece entre las diez más populares para los húngaros en una encuesta organizada por la televisión nacional de Hungría.4​ Otras tres de sus obras también se encuentran entre las 100 más conocidas por los húngaros.

Los palabristas de hoy y de siempre
Los palabristas de hoy y de siempre: Magda Szabó

Muchas de las novelas de Szabó tienen inspiración autobiográfica y en algunas habla de las dificultades del destino femenino y de las relaciones. Es una de las autoras más traducidas de la literatura húngara.

OBRAS

Traducidas al español

Resentimiento, Caralt editories (1964)

Calle Katalin, Monte Ávila (1972)

La puerta, Mondadori (2005ISBN 9788439710875

La balada de Iza, Mondadori (2008ISBN 9788439721314

El corzo, Minúscula (2018ISBN 978-84-948348-0-6

En húngaro

Bárány (poemas, 1947)

Vissza az emberig(poemas, 1949)

Ki hol lakik (libro ilustrado en verso, 1957)

Mondják meg Zsófikának (novela juvenil, 1958)

Freskó (novela, 1958)

Bárány Boldizsár (cuento en verso, 1958)

Neszek (poemas, 1958)

Marikáék háza (libro ilustrado en verso, 1959)

Sziget-kék (novela corta, 1959)

Az őz (novela, 1959)

Vörös tinta (guion, 1959)

Disznótor (novela, 1960)

Álarcosbál (novela juvenil, 1961)

Születésnap (novela, 1962)

Pilátus (novela, 1963)

A Danaida (novela, 1964)

Hullámok kergetése (notas de viaje, 1965)

Tündér Lala (novela corta, 1965)

Eleven képét a világnak (dramas, 1966)

Fanni hagyományai (drama, 1966)

Alvók futása (relatos, 1967)

Mózes egy, huszonkettő (novela, 1967)

Zeusz küszöbén (notas de viaje, 1968)

Katalin utca (novela, 1969)

Abigél (novela juvenil, 1970)

Ókút (novela, 1970)

Kiálts, veros! (obra de teatro, 1971)

A szemlélők (novela, 1973)

Az órák és a farkasok (dramas, 1975)

Szilfán halat (antología de poemas, 1975)

Az a szép, fényes nap (obra de teatro, 1976)

Régimódi történet (novela, 1977)

Kívül a körön (ensayos, críticas, 1980)

Erőnk szerint (dramas, 1980)

Megmaradt Szobotkának (memorias, 1983)

Béla király (trilogía dramática, 1984)

Az ajtó (novela, 1987)

Az öregség villogó csúcsain (traducciones literarias, 1987)

Záróvizsga (ensayos, estudios, 1987)

A pillanat (Creusais) (novela, 1990)

A félistenek szomorúsága (ensayos, estudios, 1992)

Szüret (dramas, 1996)

A lepke logikája (escritos publicitarios, 1996)

A csekei monológ (drama en un solo acto, 1999)

Mézescsók Cerberusnak (relatos, 1999)

Merszi, Möszjő (escritos publicitarios, 2000)

Für Elise (novela, 2002)

Békekötés (radiocomedia, 2006)

Örömhozó, bánatrontó – Levelek a szomszédba (correspondencia, 2009)

Drága Kumacs – Levelek Haldimann Évának (correspondencia, 2010)

Liber Mortis (2011)

Fuente: Wikipedia y epdlp.com

 

FRAGMENTO

(Magda Szabó)
La balada de Iza
“Los abuelos de Antal tenían demasiados problemas como para limitarse a llorar a su hijo y guardar luto. El abuelo se quedó hasta la madrugada deliberando con su esposa sobre cómo podrían sacar alguna recompensa de la tragedia sufrida. El abogado de Bérczes se les adelantó y pagó los gastos del entierro; también les dio algo de dinero y convenció a los dos viejos de que se olvidaran de lo sucedido, ya que de lo contrario Bérczes podría enfadarse y desdecirse de todas las muestras de benevolencia con que les había resarcido. Esa misma primavera el abuelo acudió a Bérczes, que buscaba un guarda, pero entonces no lo empleó; sin embargo, más adelante mandó decirle que el puesto era suyo, y que también podía ofrecer trabajo al niño en el manantial. Pusieron a Antal a transportar tierra enlodada para los baños de barro, sin que se le permitiera entrar en las instalaciones termales. A pesar de sus ocho años, Antal comprendía muy bien el porqué: era demasiado pobre para que le dejaran acercarse a los agüistas, en especial a aquellos que disponían de medios suficientes para alquilar una de las casetas instaladas alrededor del manantial: el niño podría caer fácilmente en la tentación de afanarse algún objeto de valor. Así pues, el viejo trabajaba de guarda, el chaval de peón, y los dos ganaban dinero; entre las familias de Dorozs había más de una que los envidiaba.

Más adelante un periódico de izquierdas de la capital se hizo eco de la historia del padre de Antal, e incluso hubo una interpelación en el Parlamento. El abogado de Bérczes se presentó de nuevo, y esta vez trajo a un periodista de un diario gubernamental para entrevistar a los ancianos. Los viejos, muy asustados ante aquel desconocido que iba anotando cuanto balbucían, asentían a todo lo que decía el abogado; este acabó contando a la prensa que Dániel Bérczes no solo se encargaba de los ancianos padres de la víctima del siniestro, sino que también estaba dispuesto a pagar los estudios del hijo del aguador, que, según decían, tenía mucho talento, y tendría la oportunidad de estudiar en un renombrado liceo de la ciudad y de disponer de una plaza en el internado”.

 

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario. Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: E-mail: carussomonica@gmail.com. Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo. Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre.

Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close