N° de Edición 7126
Cultura

Los Palabristas de hoy y de siempre: Joachim du Bellay

Los Palabristas de hoy y de siempre: Joachim du Bellay.

Estimados lectores: gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de Diario NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre, revista literaria que fundé y dirijo desde el año 2001.

La reseña biográfica de hoy es sobre Joachim du Bellay (château de la TurmelièreMaine-et-Loire1522 – París1560) es un poeta francés.

Joachim du Bellay nació alrededor de 1522 en Liré, en el château de la Turmelière, en la región de Anjou. En aquella época era rey de Francia Francisco I y estaba en auge el Renacimiento, sobre todo en lo referente a cultura y arte.

Pertenecía a una familia de antigua nobleza y quedó huérfano a los 10 años. En 1547, mientras estudiaba en la Universidad de Poitiers, trabó amistad con Pierre de Ronsard.

Juntos fueron al Collège Coqueret de París, donde el helenista Jean Dorat les descubrió a los autores clásicos grecolatinos y la poesía italiana. A su alrededor se formó el grupo poético que se conocerá en principio como La Brigada y más adelante como La Pléyade.

En 1549, du Bellay escribió la Defensa e ilustración de la lengua francesa, manifiesto inspirado en las ideas del grupo:

Defender la lengua francesa como una lengua culta de igual rango que el latín contra los que no la consideran como tal.

Renovar las letras francesas mediante la imitación de los clásicos grecolatinos y los poetas del Renacimiento italiano PetrarcaDanteDolce stil nuovo.

Enriquecer o ilustrar la lengua francesa ilustrándola mediante la introducción de vocablos extraídos de los dialectos franceses y de cultismos provenientes de las lenguas clásicas.

Aumentar el repertorio de géneros y formas poéticas de la métrica francesa introduciendo estrofas nuevas grecolatinas italianas sonetos, odaselegíashimnoséglogas …

Aportar nuevos recursos literarios y retóricos

Renegar de la literatura francesa medieval y sus géneros y volver a los géneros poéticos de la Antigüedad.

Rechazar el marotismo.

Estas novedades constituyen el manifiesto. Este libro, enérgico, aunque algo altivo, se considera el punto de partida de la poesía francesa. La Oliva (1549) es la primera recopilación francesa de sonetos de amor, y están hechos a la manera de Petrarca.

Entre 1553 y 1557, du Bellay se convierte en el secretario, en Roma, del cardenal Jean du Bellay, primo de su padre y un conocido diplomático.

El poeta descubre en sus cuatro años de estancia la Ciudad mítica de la Antigüedad, de la que solo quedan ruinas, fasto y depravación. El asco y la añoranza se adueñan del poeta, sentimientos éstos que le inspirarán páginas hermosísimas.

En 1557, vuelve a Francia y publica Las antigüedades de Romalos Diversos Juegos Rústicos y Las añoranzas (1558).

Estas obras obtienen un gran reconocimiento en la época y sirven a Joachim du Bellay para que participe en la vida intelectual parisina.

Muere repentinamente en su mesa de trabajo en la noche del 1 de enero de 1560, cuando contaba con 37 años de edad.

Se le entierra en la catedral de Notre-Dame de París, pero su tumba se ha perdido.

Obras En la ciudad de Le Mans (1547)

El Olivo (1549)

Versos líricos (1549)

Recopilación de poesías (1549)

La Tumba de Margarita de Valois (1551)

Las Añoranzas (1558)

Las Antigüedades de Roma (1558)

El Poeta cortesano (1559)

Sonetos a la reina de Navarra (1561)

Ensayos

Defensa e ilustración de la lengua francesa (1549)

Discurso sobre la poesía (1560)

Poemas

(Joachim du Bellay)

Los que están enamorados, cantarán sus amores…

Los que están enamorados, cantarán sus amores,
los que buscan honor, cantarán de la gloria,

los que están junto al Rey dirán de su victoria,
los que son cortesanos ensalzarán favores:
Los que gustan de artes, hablarán de sus ciencias,

los que son virtuosos se harán tomar por tales,
los que frecuentan vino, parlotearán de vinos,
los que viven en ocio, escribirán las fábulas,

los que son maldicientes irán a maldecir ,
los menos enojosos hablarán de reír ,
los que son más valientes pregonarán hazañas,

y los que se estiman mucho cantarán su alabanza,
los que sin tino adulan harán ángel al diablo:
Yo que soy desgraciado, lloraré en mi desgracia.

De «Les Regrets» 1558 Visor 1985.Versión de Luis Antonio de Villena

No quiero escudriñar de la natura el fondo…
No quiero escudriñar de la natura el fondo,
no quiero rebuscar la esencia universal,

no quiero sondear los abismos cubiertos,
ni dibujar del cielo la hermosa arquitectura.
No pinto yo mis lienzos con tan rica pintura,

y argumentos tan altos no los busco en mis versos:
Más del lugar siguiendo los accidentes varios,
sea del bien o del mal, escribo a la ventura.

A mis versos les lloro, si tengo una tristeza:
y me río con ellos y les cuento el secreto,
pues son del corazón muy fieles secretarios.

Así es que no pretendo peinarlos o adornarlos,
ni con sonoros nombres los quiero disfrazar
sino de notas íntimas o propios comentarios.

De «Les Antiquités de Rome» 1558. Visor 1985
Versión de Luis Antonio de Villena

Fuente: Wikipedia/a media voz

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a revistaliterarialospalabristas@gmail.com.

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo. Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre. Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba