N° de Edición 6688
Cultura

Los palabristas de hoy y de siempre

Siempre-Los palabristas de hoy y de siempre

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: carussomonica@gmail.com

Estimados lectores;

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es sobre Lillian Florence Hellman (20 de junio de 1905Nueva Orleans – 30 de junio de 1984Oak Bluffs) fue una dramaturga1​ y guionista de cine estadounidense. Conocida por su compromiso político con causas izquierdistas, por su relación sentimental con el escritor Dashiell Hammett, y por su larga amistad con la escritora Dorothy Parker, de quien fue su albacea.

Creció entre Nueva Orleans y Nueva York en una familia de origen judío convertida al cristianismo y poblada de excéntricos y avaros, los cuales después aparecerían retratados en sus obras.

Estudió en la Universidad de Columbia y en la Universidad de Nueva York. Después de desempeñarse como crítica literaria y agente publicitaria, comenzó a escribir sus propias obras en los años 1930.

Se casó con el escritor Arthur Kober y se mudaron a Hollywood. En 1932, ya divorciada de Kober conoce a Dashiell Hammett a quien permanecería sentimentalmente unida de manera intermitente hasta 1961, año de la muerte del escritor.

Su primer gran éxito fue el drama The Children’s Hour de 1934, traducida al español como La calumnia, que trata sobre dos profesoras falsamente acusadas de lesbianismo. Protagonizada por Tallulah Bankhead, esta acusó a Hellman de comunista por defender la invasión de Finlandia y no volvieron a hablarse tras el estreno. La obra fue adaptada y llevada al cine en 1936 por William Wyler como These Three (Esos tres), pero realizó un cambio importante en el guion respecto a la obra por motivos de censura: en vez de ser una mujer que se enamora de la otra, en esta película se enamora del prometido de su amiga. La obra volvió a llevarse al cine por el propio William Wyler en 1961 como La calumnia, con Audrey Hepburn y Shirley MacLaine, esta vez manteniendo la historia original de la obra de teatro.

Abordó las tremendas rivalidades internas de una aristocrática familia sureña en su obra The Little Foxes de 1939; fue llevada al cine por William Wyler con Bette Davis en el papel estelar (La loba) y más tarde fue adaptada por Marc Blitzstein a la ópera (Regina) y de nuevo en Watch on the Rhine de 1941, también con Bette Davis.

Se negó a testificar ante el Comité de Actividades Antiamericanas en 1952, sospechosa de comunismo por sus tendencias de izquierdas. En 1957 colaboró con Leonard Bernstein en el libreto de Candide, la opereta del músico basada en Cándido, o el optimismo, una novela corta de Voltaire.

En 1969 publicó An Unfinished Woman primera de sus tres autobiografías, seguida por Pentimento (llevada al cine como Julia(ver Julia) con Jane Fonda y Vanessa Redgrave) y en 1976 por Scoundrel Time.

Enseñó en Harvard y Yale y recibió el New York Drama Critics Circle Award y la medalla de oro de la Academy of Arts and Letters for Distinguished Achievement in the Theater.

La obra de teatro Cakewalk de Peter Feibelman está basada en su vida. El autor tuvo una larga relación con la escritora.

OBRAS

The Children’s Hour (1934)

The Dark Angel (1935)

These Three (1936)

Days To Come (1936)

Dead End (1937)

The Little Foxes (1939)

Watch on the Rhine (1941)

The Little Foxes (1941, guión)

The North Star (1943)

The Searching Wind (1944)

Another Part of the Forest (1946)

The Searching Wind (1946, guión)

Montserrat (1949)

The Autumn Garden (1951)

Candide (1957)

Toys in the Attic (1960)

My Mother, My Father and Me (1963)

The Big Knockover (prefacio) (1963)

An Unfinished Woman: A Memoir (1969)

Pentimento (memorias) (1973)

Scoundrel Time (memorias) (1976)

Maybe (1980)

Three (1980)

Eating Together: Recipes and Recollections (con Peter Feibleman) (1984)

Fuente: Wikipedia

Frases

(Lillian Florence Hellman)

-Creer es un acto moral por el cual el creyente debe ser considerado responsable.

-Qué palabra es verdad. Resbaladiza, tramposa, poco confiable. Traté en estos libros de decir la verdad.

-Las cosas comienzan para afuera como esperanzas y terminan elevándonos hechas hábito.

-El cinismo es una forma antipática de decir la verdad.

-No puedo y no voy a cortar mi conciencia para adaptarla a las modas de este año…

-La gente solitaria, al hablarse entre sí, puede poner más solitario al otro.

-Dios perdona a quienes inventan lo que necesitan.

-Las cosas empiezan como esperanzas y terminan como costumbres.

-Me gusta la gente que se niega a hablar hasta que está preparada para hablar.

-Los intelectuales pueden contarse cualquier cosa, venderse cualquier mercancía, que es por lo cual fueron engrupidos tan a menudo por las clases dirigentes de Francia e Inglaterra en el siglo XIX y Rusia y Estados Unidos en el siglo XX.

-Si usted cree, como los griegos, que el hombre está a merced de los dioses, debe escribir tragedias. El fin es inevitable desde el principio. Pero si cree que el hombre puede resolver sus propios problemas y que no está a merced de nadie, entonces probablemente escriba melodramas.

-Los escritores siempre hablan de sus fantasías. Si les tuviera que dar un consejo a los jóvenes escritores, les diría que no escúchame a escritores hablando de sí mismos.

-Somos un pueblo que no quiere conservar mucho del pasado en la cabeza. Se considera malsano en Norteamérica recordar errores, neurótico pensar en ellos, psicótico analizarlos seriamente.

-Somos un pueblo que no quiere mantener gran parte del pasado en nuestras cabezas.

Las decisiones, en particular las importantes, siempre me han dado sueño, tal vez porque sé que tendré que tomarlas por instinto, cuando lo que otras personas me dicen que debo hacer es resolverlas pensando.

-Hay gente que come tierra y se come toda la gente que hay sobre ella como las langostas en la Biblia. Y otra gente que se para alrededor y los mira comer.

-El fracaso en el teatro es más dramático y feo que cualquier otra forma de escritura. Cuesta tanto que uno se siente muy culpable.

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: carussomonica@gmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close