N° de Edición 6824
Cultura

Jorge Alvarez y la vanguardia de los 60 en la Biblioteca Nacional

La experiencia provocadora del editor Jorge Alvarez en los años 60 y 70, asociada a las obras de Rodolfo Walsh, Manuel Puig, Juan José Saer, Luis Alberto Spinetta, Sui Generis y Manal, entre otros, será abordada desde el jueves por intelectuales y protagonistas de aquellos años en la Biblioteca Nacional.

Bajo el título «Pidamos peras a Jorge Alvarez», la Biblioteca propone desde este jueves 15 y hasta el 30 de abril una exposición que interpelará la obra del editor a través de libros, discos, fotos y dispositivos multimedia.

Además, el 22 y 23 de marzo se realizarán las jornadas «Revistar los 60. La experiencia de Jorge Alvarez».

«Los 60 y los 70 fueron la mejor época de la historia de la Argentina y yo tuve la suerte de vivirla. Fueron años gloriosos», sentenció Alvarez, de 79 años, en diálogo con Telam.

De vuelta en la Argentina luego de un largo exilio en Madrid, Alvarez afirmó que las lecturas sobre su obra que se realizarán en la Biblioteca Nacional «no tienen que ver con un testimonio, sino con un deseo».

Pionero de la industria editorial independiente e impulsor de los primeros títulos de Manuel Puig, Ricardo Piglia y Juan José Saer, Alvarez expresó su voluntad de volver a la industria del libro, aunque afirmó que «no son objetivos que se alcanzan sólo con los deseos».

«A la industria editorial le está faltando cierto esfuerzo y dirección. Han cambiado los hábitos, las formas de consumo y la gente sigue buscando cosas nuevas. Por eso me gustaría volver, pero no es algo tan simple», aseguró.

Alvarez publicó cerca de 300 títulos desde la conducción de una editorial que modernizó la industria con decisiones arriesgadas y el pago de adelantos por libros todavía no escritos.

Su catálogo incluyó títulos como «Los oficios terrestres» de Rodolfo Walsh; «La traición de Rita Hayworth» de Manuel Puig, «Los caudillos», de Félix Luna, y «Literatura argentina y realidad política» de David Viñas, entre otros.

Su librería de la calle Talcahuano 485 fue, además, una suerte de salón literario de los años 60.

Interrogado sobre si la industria del libro necesita una presencia tan revulsiva como fue la suya en los 60, Alvarez concedió que «al mapa actual de la cultura no lo veo mal».

«Hoy se está mucho mejor en la Argentina que en España o Italia y que en Europa en general. Y todo eso tiene su correlato en el campo cultural», dijo.

En la industria discográfica, Alvarez también dejó su huella a través de su sello Mandioca, fundado en 1968.

En aquel continente grabó buena parte de los músicos que alumbraron el rock nacional: Manal, Vox Dei, Almendra, Tanguito, Sui Generis, Pappo`s Blues, Miguel Abuelo y Moris.

«También tengo ganas de trabajar en la música y de hecho lo estoy haciendo con alguna gente que estoy preparando», adelantó.

Alvarez reflexionó sobre el mercado de la música y señaló que es necesario adaptarse a una realidad que ha cambiado.

«Hoy no se venden discos. Antes un músico formaba un grupo y vivía de lo que hacía. Hoy la piratería cambió todo y el consumo está muy dirigido», reflexionó.

Finalmente, Alvarez reveló que se encuentra trabajando en un documental sobre la historia del sello Mandioca y que llegará a la pantalla de canal Encuentro en forma de diez capítulos cerca de mitad de año.

«La idea es contar cómo nació la idea del sello y contarlo a través de la palabra de los protagonistas. Es una forma más de retratar aquella época gloriosa», aseguró.

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close