N° de Edición 7218
Cultura

Hoy: Rafael Cansinos Asse en la Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Estimados lectores;

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001.

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

 

 

 

 

La reseña biográfica de la semana es sobre Rafael Cansinos Assens (Sevilla24 de noviembre de 1882Madrid6 de julio de 1964) fue un escritor, poeta, novelista, ensayista, crítico literario, hebraísta y traductor español, perteneciente al movimiento ultraísta.

Cansinos hablaba varios idiomas y tuvo un gran reconocimiento tanto como traductor como por sus ensayos y novelas. Tradujo al español Las mil y una noches, partes del Talmud, el Corán, así como obras de DostoievskiGoethe y Shakespeare.

Nació en Sevilla en 1882 y con quince años, en 1898, fallecido su padre, se traslada con su familia a Madrid, ciudad que ya nunca abandonaría. A su familia, muy modesta y de recursos económicos escasos, pertenecía también la actriz y bailarina estadounidense Margarita Carmen Cansino, más conocida como Rita Hayworth.

Su educación fue profundamente cristiana de la mano de su madre, ferviente católica, y de las de sus dos hermanas mayores, que llegaron a ser novicias.

La rama paterna, «Cansino», era consciente a mediados del siglo xix de su herencia conversa, lo que llevó a un jovencísimo Rafael a investigar el origen de su apellido, encontrando evidencias de un pasado familiar marcado por la expulsión de los españoles de religión judía en 1492 y que dividió a las familias sefarditas.

Es a partir de este momento cuando comienza en él el proceso de asimilación al judaísmo, que ya le acompañará, con no pocos contratiempos, hasta el último minuto de su existencia.

Su primer cuento aparece en la revista literaria El Arte hacia 1898 y también colabora en Vida Nueva, revista de la generación del 98 dirigida por el gaditano Dionisio Pérez Gutiérrez, y en el periódico El País.

Un pariente le hizo conocer a los redactores de El Motín, pero José Nakens y sus amigos eran antimodernistas, y Cansinos se siente ya perteneciente a la nueva sensibilidad.

Hacia 1901, Pedro González-Blanco le pone en contacto con el modernismo, que le cautiva, y conoce a Francisco Villaespesa; con él y otros jóvenes innovadores pasea por las calles madrileñas y recala en ciertas tertulias.

Colabora en Helios (1903), Revista Latina y Renacimiento (1907). En esos años de comienzo del nuevo siglo participa activamente con el senador Ángel Pulido Fernández en una campaña filosefardí que tuvo por finalidad recuperar la memoria judía española.

Escribe salmos y frecuenta el Colonial y otros cafés de tertulia.

Se hace periodista e irá relacionándose con el citado Villaespesa, Juan Ramón JiménezEmilio CarrereFelipe TrigoRubén DaríoRafael Lasso de la VegaGregorio Martínez  SierraCarmen de BurgosRamón Gómez de la SernaAntonio Machado y Manuel Machado, entre otros.

De 1905 es el manuscrito Memorias incompletas, compuesto por 172 hojas y que contiene una importante obra de juventud del escritor. En 2014 la Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens denunció su pérdida.

Publica su primera obra, El candelabro de los siete brazos (salmos), en 1914, modernista, pero publicada tardíamente, cuando ya está estética empieza a periclitar.

Por entonces lidera la tertulia del café Colonial, donde comparte la línea creacionista de Vicente Huidobro, y con otro grupo de vanguardistas fundan el ultraísmo, cuyo manifiesto se publica en 1919 a través de las revistas Cervantes y Grecia (que dirigía Isaac del Vando -Villar con Adriano del Valle como redactor-jefe)

En 1919 abandona el periodismo para dedicarse por completo a la literatura, dirige la revista Cervantes y colabora en GreciaUltra y Tableros, compartiendo sus actividades con el grupo de vanguardistas (entre ellos un joven Jorge Luis Borges).

Al mismo tiempo mantiene una relación muy estrecha con la incipiente comunidad judía de Madrid, que en aquel entonces gira en torno a la figura de Max Nordau.

Su obra de aquellos años, excepto algunos textos que firmó con el seudónimo de «Juan Las», no tiene sin embargo nada de vanguardista, sino que hunde sus raíces en textos bíblicos.

En 1919 pone por vez primera en español, traduciendo del inglés y francés, una antología talmúdica con el título de Bellezas del Talmud.

Su prestigio como traductor irá en aumento basado en sus versiones de obras de Juliano el ApóstataIván TurguénievLeon TolstóiMáximo Gorki y Max Nordau. En 1921, en El movimiento V. P., hace un retrato irónico de los protagonistas de las vanguardias españolas, y en especial de la disolución del ultraísmo

La vida que llevó en el Madrid de posguerra fue fundamentalmente nocturna, ya que dormía hasta bien entrada la mañana, cuando empezaba a trabajar; fallecida en 1946 su compañera sentimental, Josefina Megías Casado, y su hermana Pilar en 1949, con la que había convivido toda su existencia.

En 1950 entró a trabajar en su domicilio de Menéndez Pelayo Braulia Galán, que se convertiría años después en su esposa, cuidándole hasta el fin de sus días.

En 1958 tuvo un hijo, Rafael Manuel, quien está al frente de la Fundación que lleva el nombre del escritor. Gracias a su viuda se conservó el archivo literario del escritor, formado por más de sesenta mil documentos y una de las piezas más importantes, si no la que más, de la llamada Edad de Plata de las letras españolas.

Su biblioteca, cuya donación fue despreciada por instituciones franquistas, se conserva, junto con la de Juan Ramón Jiménez, en la Sala Zenobia-Juan Ramón Jiménez de la Universidad de Puerto Rico.

Poco antes de morir finalizó la traducción de las Obras completas de Balzac.

Fue correspondiente de la Academia Sevillana de Buenas Letras y de la Goethiana de Sao Paulo (Brasil); en 1925 la Real Academia Española le concedió el premio «Chirel» y al año siguiente fue distinguido con las Palmas Académicas francesas.

Una calle de Sevilla lleva su nombre

Poesía y prosa poética

El candelabro de los siete brazos (psalmos) (1914).

Ensayos

Estética y erotismo de la pena de muerte (1916).

Poetas y prosistas del novecientos (España y América) (1918).

El divino fracaso (1918).

España y los judíos españoles (1920).

 

Salomé en la literatura (1920).

Ética y estética de los sexos (1921).

La nueva literatura (1917–1927), cuatro vols.

 

Los temas literarios y su interpretación (1924).

Los valores eróticos en las religiones: De Eros a Cristo (1925).

Los valores eróticos en las religiones: el amor en el Cantar de los cantares (1930).

 

Evolución de los temas literarios (la copla andaluza. Toledo en la novela. Las novelas de la torería. El mito de don Juan) (1936).

Los judíos en la literatura española (1937).

 

Mahoma y el Korán (1954, reeditada por Arca Ediciones, 2006).

Los judíos en Sefarad (1950; reeditada en Madrid, Hebraica-Arca, 2006).

Obra crítica. Introducción de Alberto González Troyano. Sevilla, Biblioteca de Autores Sevillanos. Diputación de Sevilla, 2 vols. (1998).

 

Narrativa

La encantadora (1916). El eterno milagro (1918).

La madona del carrusel (1920). En la tierra florida (1920).

El movimiento V.P. (1921, reeditada por Arca Ediciones en 2009).

 

La huelga de los poetas (1921, reeditada por Arca Ediciones en 2010).

La señorita Perséfone (1923).

Las luminarias de Hanukah (1924). Nueva edición: Las luminarias de Janucá. Un episodio de la historia de Israel en España (Madrid, Arca, 2011).

Bohemia (póstuma, 2002).

 

Memorias y diarios

La novela de un literato: hombres, ideas, efemérides, anécdotas (dos ediciones en tres vols.: 1982 —vols. I y II—, 1996 —vol. III—, 2005 —nueva edición completa de los tres volúmenes—).

Diarios de la Guerra Civil (inéditos, redactados en inglés, francés, alemán y árabe aljamiado).

 

Antologías

Antología de poetas persas (Arca Ediciones, 2006).

Bellezas del Talmud (1919, reeditada p

or Arca Ediciones, 2006).

 

Poemas. Rafael Cansinos Assens

De «El candelabro de los siete brazos»

Ofrenda
Alef

Cuando pienso lo que he querido ser y lo que soy, el llanto hincha las venas
de mi garganta, y mil sueños malogrados gritan como víctimas dentro de mí.
¡Oh, el corazón de un hombre que ha pasado de la juventud es semejante al de
un asesino!

Con la conciencia turbada, recuerdo los años que pasaron; los sueños malogrados
claman dentro de mí como víctimas amordazadas, y la juventud pura y
resplandeciente.

 

Se alza ante mis ojos como una virgen abandonada, silenciosa y
patética.
¡Oh, el corazón del hombre que ha pasado de la juventud, es semejante al de un
malhechor!

::::

He
También a ti la vida te ha cogido entre sus fuertes brazos, y entre sus fuertes brazos te ha estrujado.

También a ti la vida te ha seducido con sus grandes senos, y sobre sus grandes senos

te ha doblado tu cuello y ha hecho desflorarse tus labios.
También a ti la vida, ¡oh corazón!, como a cualquier otro, te ha puesto sobre su falda

y te ha reblandecido con sus besos y te ha dislocado en el torno de sus caderas.

 

Fuente: Wikipedia/ amediavoz

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la  dirección electrónica siguiente: E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

 

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana.

Hasta el próximo lunes.

Te puede interesar: 

https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba