N° de Edición 6911
Cultura

Hoy: Daniel de la Vega Uribe: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Hoy: Daniel de la Vega Uribe: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Estimados lectores;

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre.

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: carussomonica@gmail.com

Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es sobre Daniel de la Vega Uribe (Quilpué30 de junio de 1892 — Santiago de Chile29 de julio de 1971) ​

Fue un poetanovelistacuentistadramaturgo y periodista chileno. Hijo de Daniel de la Vega y Agustina Uribe. ​ Realizó sus estudios en el Instituto Alemán de Valparaíso.

En 1910 se trasladó a Santiago, donde vivió noches de bohemia, enamorado de la poesía y el teatro.

En 1912 se inició en el periodismo como redactor y fundador de la revista Pluma y Lápiz y de los diarios La Mañana, El Mercurio y Las Últimas Noticias.

En este período trabó amistad con Fernando SantivánEduardo BarriosÁngel Cruchaga Santa María y Juan Guzmán Cruchaga, destacados escritores y amigos que lo acompañaron toda la vida.

Entre 1920 y 1923, trabajó en la Biblioteca Nacional. Posteriormente, en 1953, fue designado agregado cultural de la Embajada de Chile en España.

Su producción literaria se inició en 1911 con la publicación de su primer poemario, Al calor del terruño. Sus versos reflejan el espíritu romántico del poeta a través de una lírica sencilla y emotiva.

El tema principal de esta obra es la evocación de la infancia y el entorno provinciano que lo rodeó. En 1918, una encuesta realizada por la Revista Zig-Zag lo distinguió como el poeta más leído del año.

El premio consistió en la publicación de su libro Los momentos. En 1916, sus poemas fueron incluidos en la antología Selva Lírica, lo que significó una nueva proyección en su labor poética.

Simultáneamente escribió piezas dramáticas y comedias que tuvieron gran éxito de público.

A pesar de que Daniel de la Vega cultivó otros géneros literarios, sin duda su contribución más importante la realizó en el periodismo.

Luz de candilejas y Fechas apuntadas en la pared son notables recopilaciones de crónicas memorialistas que registran agudas observaciones de la vida diaria: apuntes sobre actores, autores, escenarios y entretelones.

En este género, su obra principal es Confesiones imperdonables, antología selecta de sus crónicas en cuatro tomos.

Su labor fue reconocida en diversas ocasiones y a través de distintos premios. En 1941 obtuvo el Premio Atenea; en 1953 el Premio Nacional de Literatura y en 1962, el [[Premio Nacional de Periodismo (Chile) |Premio Nacional de Periodismo]] y el Premio Nacional de Artes, mención Teatro.

De su abundante obra, destacan La música que pasa (1915), Las instantáneas (1927), Luz de candilejas (1930), Fechas apuntadas en la pared (1932), Andanzas de un cronista de teatro (1927) y Confesiones imperdonables (1962-1967).

Después de una extensa trayectoria en las letras nacionales, Daniel de la Vega murió en Santiago, el 29 de julio de 1971

Obras

Al calor del truño, poesía, 1911.

El bordado inconcluso, teatro, 1913.

 

Cielito, teatro, 1915.

Los momentos, poesía, 1918.

El calor de terruño, 1918.

 

Las montañas ardientes, poesía, 1919.

Las instantáneas, crónicas, 1927.

Fanfarria, revista, 1928.

 

Luz de candilejas: el teatro y sus miserias, 1930.

Caín, Abel y uña mujer, novela, 1933.

Romancero, poesía, 1934.

 

La muchedumbre ahora es triste, cuentos, 1935.

Marta Leroux y otras amigas, cuentos, 1935.

La Quintrala, poemas dramáticos, 1936.

 

El amor eterno dura tres meses, cuentos, 1938.

Reino de angustias, poesía, 1939.

La sonrisa con lágrimas, cuentos, 1941.

 

Mansión desvanecida, poesía, 1942.

La comarca nocturna, cuentos, 1943.

Silva de plata vieja, cuadros históricos, 1950.

 

Cantares de piedra, antología, 1950.

La pobre talega,de estrellas, poesía, 1951.

Confesiones imperdonables, crónicas, primera serie, 1963.

 

Confesiones imperdonables, crónicas, segunda serie, 1964.

Confesiones imperdonables, crónicas, tercera serie, 1965.

Confesiones imperdonables, crónicas, cuarta serie, 1967.

La despedida, prosa miscelánea, 1982.

 

Fuente: Wikipedia/ /poeticas.es/ profesorenlinea

 

Poemas

Daniel de la Vega Uribe

¡Oh, mujer! Estos versos tumultuosos y obscuros

 

¡Oh, mujer! Estos versos tumultuosos y obscuros
que arrojo por la vida desesperadamente;
estos versos revueltos, espontáneos y duros

que lee –mansamente, sin inquietud– la gente;
estos versos llameantes, estos versos sombríos,
estos versos que tienen entrañas armoniosas,

son desesperaciones, son aullidos míos
ante el enigma eterno que hay en todas las cosas…

Yo tengo una inquietud que se retuerce loca

cuando interrogo al cielo buscando claridad,
con palabras de llamas que me queman la boca,
y quieren escapar hacia la eternidad!

Las palabras

Las palabras humildes son armoniosos vuelos
de pájaros errantes que no han venido al mundo.
Cada una posee un sentido profundo.

Hablar con sencillez es un don de los cielos.

Tienen un resplandor inmortal. Es preciso
saber amar las buenas palabras transparentes.

Yo las amo. Conozco sus perfiles ardientes.
Cada palabra tiene su oculto paraíso.

Son arcas de milagro. Nuestros grandes anhelos

se dicen con palabras claras. La poesía
de verdad amanece mas diáfana que el día.
Hablar con sencillez es un don de los cielos.

El pequeño universo

 

¿Viajar? ¿Y para qué? El que anhela viajar
nunca verá la tierra, ni los cielos, ni el mar…

Será un ciego, mendigo de verdad. Su mirada

pasará por las cosas sin saber nunca nada.

Yo sé que entre las cuatro paredes de mi huerto
tengo encerradas todas las verdades del mundo:

el pasado brumoso y el porvenir incierto.
Mi huerto es un pequeño universo profundo.

Yo siento las más altas leyes del universo

en la hoja que cae y en el agua que juega…
La santa vida todas sus verdades me entrega
y yo no le doy nada más que mi pobre verso…

 

Ni la gloria, ni el oro, ni la carne, ni el mundo.
Mi huerto es un pequeño universo profundo.

 

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la  dirección electrónica siguiente: E-mail: carussomonica@gmail.com

 

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana.

Hasta el próximo lunes.

Te puede interesar: https://diario-nco.com/cultura/palabristas-de-siempre-ozamu-dazai/

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close