N° de Edición 7358
Cultura

Hoy: Alaíde Foppa Falla. Los Palabristas de hoy y de siempre

TESTESTE
Hoy: Alaíde Foppa Falla. Los Palabristas de hoy y de siempre

Estimados lectores;

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001.

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

La reseña biográfica de hoy es sobre Alaíde Foppa Falla (Barcelona3 de diciembre de 1914Ciudad de Guatemala, detenida y desaparecida el 19 de diciembre de 1980)

Gonocida como Alaíde Foppa, fue una poetaescritoraactivista feminista, crítica de arte, profesora y traductora guatemalteca que vivió exiliada en México, donde escribió gran parte de su obra poética.

​En 1976 fue cofundadora de la revista feminista Fem, con importante repercusión en América Latina. Desapareció en Guatemala en 1980.

Nació en Barcelona, aunque tenía la ciudadanía guatemalteca. Su padre, Tito Livio Foppa, era un periodista italo-argentino y su madre, Julia Falla, era una pianista guatemalteca proveniente de una familia hacendada.

Creció viajando y vivió en diferentes países con su familiaː Bélgica, Francia e Italia. Vivió un tiempo en Argentina y después en Italia, donde cursó sus estudios de secundaria.

Realizó el bachillerato en Bélgica e inició sus estudios universitarios en Italia. Asistió en Roma al Departamento de Letras y de Historia del Arte, donde también aprendió a hablar italiano con fluidez.

Trabajó durante varios años como traductora y escribió entonces sus primeros poemas en italiano.

En 1943, llegó a Guatemala, en vísperas del fin de la dictadura de Jorge Ubico y se identificó con el nuevo proceso político, razón por la que en 1944 asumió la nacionalidad guatemalteca.

Colaboró activamente en la revolución: fue voluntaria en un hospital y participó en campañas de alfabetización.

Conoció y se casó con Alfonso Solórzano, un hombre rico que había estudiado derecho en Alemania y fundó el Partido Guatemalteco del Trabajo.

Solórzano fue juzgado como militante de la izquierda radical y se vio forzado a dejar Guatemala, momento en que la pareja se exilió en México, [cita requerida]donde nació su primer hijo, Julio Solórzano Foppa.

En la época de su primer exilio en México, fue docente de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que ejerció la cátedra de literatura italiana y de sociología.

Posteriormente, Solórzano fue nombrado cónsul en París y se fueron a vivir allí. En la capital francesa, nacieron otros dos de sus cinco hijos.

En 1950, regresó a Guatemala junto con su familia, pero cuatro años después tuvieron que salir nuevamente al exilio, tras el derrocamiento del gobierno del coronel Jacobo Árbenz Guzmán en junio de 1954.

Alaíde se dirigió de nuevo con su familia a México, donde vivió hasta su último viaje a Guatemala en 1980, donde desapareció.

Durante la década de los años setenta, algunos de sus hijos se involucraron con la guerrilla guatemalteca, específicamente con el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP).

El año 1980 fue trágico para Alaíde Foppa: su hijo Juan Pablo, que militaba en la guerrilla del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), murió en Nebaj (departamento de El Quiché).

Su esposo Alfonso Solórzano, abrumado al enterarse de la noticia, salió desorientado a la calle y murió atropellado en la avenida Insurgentes de la ciudad de México.

La tristeza que tales eventos provocaron en ella la hicieron escribir algunas de sus poesías más sentidas.

Desaparición e investigación

Alaíde Foppa viajó a Guatemala a renovar su pasaporte guatemalteco porque al parecer estaba vencido.

Según contó Elena Poniatowska, Foppa «decidió poner el tiempo que a ella le restaba al servicio de la guerrilla guatemalteca.

Abandonó la casa de Hortensias en la colonia Florida y repartió sus muebles y sus cuadros.

No divulgó sus intenciones, pero nació en ella la inmensa, la honda esperanza de serles útil a los guerrilleros guatemaltecos que la visitaban en su casa».

El 19 de diciembre fue secuestradaen pleno día, en la 9. avenida de la zona 1 de la Ciudad de Guatemala, y desapareció sin dejar rastro.

Se corrió el rumor de que cuerpos paramilitares que operaban dentro del gobierno siguieron las órdenes del general Fernando Romeo Lucas García y fueron los responsables de su desaparición y más tarde el asesinato de Alaíde Foppa, pero no pudo comprobarse.

Organismos internacionales y grupos de intelectuales de FranciaEstados Unidos y México exigieron que fuera regresada con vida, sin tener éxito en sus demandas.

En 1999, su hijo mayor, Julio, residente en México, realizó una campaña internacional para tratar de encontrar sus restos y a los culpables de su muerte.

En diciembre de ese año, los hijos de Alaíde Foppa pidieron a la Audiencia Nacional de España que abriera una investigación. Aunque se abrió un caso, las autoridades guatemaltecas no respondieron.

El 17 de junio de 2009, Julio Solórzano Foppa, de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala e hijo de Alaíde, fue sometido a una prueba de ADN para identificar los restos de su hermano Juan Pablo.

Quien murió en un enfrentamiento en Nebaj, Quiché, y que habían sido enterrados como XX en el Cementerio La Verbena, zona 7.

En 2010, la familia de Foppa, el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) y el Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (CERIGUA) y otras organizaciones pidieron que las autoridades guatemaltecas iniciaran una investigación sobre la desaparición de Foppa.

En 2012, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó una denuncia contra la inacción de Guatemala en este caso, ya que en esta fecha seguía sin haber ningún avance en el caso y sin conocimiento sobre el paradero de Alaíde Foppa.

​“Nosotros necesitamos saber  qué paso con nuestra madre”, dijo su hijo y que podría culpar a Donaldo Álvarez Ruiz, ministro de Gobernación de Lucas García.

Hasta ese momento se desconocía en dónde están sus restos, ya que las investigaciones nunca avanzaron.

Se dijo que los despojos de Alaíde Foppa habían aparecido finalmente en el cementerio de La Verbena, en la Ciudad de Guatemala.

Legado

En los años 80 se fundó en Guatemala la Orquesta Sinfónica Juvenil Femenina Alaíde Foppa, y posteriormente se creó el Coro, formado íntegramente por mujeres.

Son dos proyectos de la Asociación del Memorial para la Concordia (MPC), con un objetivo artístico-pedagógico para formar a mujeres y concienciarlas de sus derechos.

Se tomó el nombre de Alaíde Foppa para rendirle homenaje, así como a las mujeres víctimas del conflicto armado y de la violencia de género. ​

En 2014, se estrenó un documental de Maricarmen de Lara titulado ¡Alaíde Foppa, la sin ventura!

En 2019 la UNESCO registró el programa de radio Foro de la mujer como parte del programa Memoria del Mundo México, dentro de su cometido de registrar el patrimonio documental de los pueblos del mundo.

A través de la UNAM, se incorpora la visión de las mujeres en los años 70 y 80 y además de documentar la construcción del feminismo a partir de la segunda mitad del siglo XX. ​

El 3 de diciembre de 2020 coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, la UNAM publicó una selección de 22 poemas de Alaíde Foppa y se celebró un homenaje, en lo que pretendió ser «un acto político porque contradice el deseo de silenciarla que, sin duda, fue el motor de su asesinato.

Hablar y escribir de ella es rebelarse ante la tiranía de quienes la desaparecieron. Editarla y pensar sobre su obra y su legado, es la forma que tenemos sus lectores de buscarla”, según dijo la poeta Elisa Díaz Castelo en la presentación del acto

Obras

Poesía

El ave Fénix: Las palabras y el tiempo. España (1945).

Poesías. México (1945). La sin ventura. México (1955).

Los dedos de mi mano. México (1958). Aunque es de noche. México (1959).

Guirnalda de primavera. México (1970). Elogio de mi cuerpo. México (1970).

Poesía. Guatemala: Serviprensa Centroamericana (1982).

Ensayo

La poesía de Miguel Ángel. México (1966). Confesiones de José Luis Cuevas. México (1975).

Antologías

British and world literature for life and work. EUA (1997)

Para conjurar el sueño: poetas guatemaltecas del siglo XX. Guatemala (1945)

A secret weavers anthology: sel from the secret weavers series: Writing by latin.

Rosa palpitante: sexualidad y erotismo en la escritura de poetas guatemaltecas nacidas en el siglo XX. Guatemala (2005)

Poemas Alaíde Foppa Falla

Elogio de mi cuerpo
1. Los ojos

Mínimos lagos tranquilos
donde tiembla la chispa de mis pupilas

y cabe todo el esplendor del día.
Límpidos espejos que enciende la alegría de los colores.

Ventanas abiertas ante el lento paisaje del tiempo.
Lagos de lágrimas nutridos y de remotos naufragios.

Nocturnos lagos dormidos habitados por los sueños,
aún fulgurante bajo los párpados cerrados.

::Las cejas

  1. Las breves alas tendidas sobre mis párpados
    sólo abrigan el espacio escaso en el que flota
    una interrogación latente, al que asoma un permanente asombro.

Fuente: Wikipedia/amediavoz

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana.

Hasta el próximo lunes.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba