N° de Edición 7218
comercial

Competencia desleal; Atención: “las grandes cadenas violan las normas de frío, higiene y salubridad”

supermercados

Lo dijo Miguel Calvete, Director Ejecutivo y Vocero de la Federación de Supermercados y Asociaciones chinas en la República Argentina para derribar las falacias que se le atribuyen a los autoservicios de origen asiático.

«El crecimiento y el éxito de los comercios chinos de proximidad ha hecho que las grandes superficies del país recurran al juego sucio para desprestigiar el trabajo de los más de 10000 locales que se han consolidado en el país” afirmo el directivo.

Desde la Federación aseguran que los mitos urbanos tales como el apagado de heladeras, la informalidad laboral o la falta de higiene están fomentados por las tres grandes cadenas que, a pesar de manejar el 50 % de las ventas, intentan aprovechar el fenómeno y se vuelcan cada vez más a la competencia en los barrios.

Según Calvete, “son en realidad las grandes superficies las que incumplen con las normas y esto se ve reflejado en la cantidad de multas que los municipios y los organismos de control libran en los hipermercados”.

A ciencia cierta, los autoservicios chinos son más transparentes que las grandes cadenas, dado que desde mediados de 2011, para marcar la diferencia y acabar con el mito del apagado de las heladeras, los reductos chinos comenzaron a controlar la cadena de frío a través de la instalación de termógrafos que permiten almacenar los resultados en una memoria para luego chequear y evaluar la performance del artefacto de manera permanente.

“La idea de controlar las heladeras partió de los mismos supermercadistas, que se sienten perjudicados por este mito y para nosotros es importante someternos al control de terceros y así despejar las dudas”, admitió Calvete.

En este sentido, la Federación que agrupa a los autoservicios propiedad residentes chinos en nuestro país reclama una ley nacional que unifique los controles: “estamos impulsando una legislación homogénea, que obligue a todos los comerciantes que manipulan alimentos refrigerados a implementar este tipo de controles para transparentar toda la cadena de comercialización en general” reclamó el representante de la entidad.

Finalmente Calvete reiteró que “los organismos gubernamentales de control deben trabajar para restringir la competencia desleal en beneficio de los consumidores, para que estos conozcan la verdad y no caigan en los engaños de las grandes superficies”.

Con reparos, los Súper chinos se adhieren al acuerdo de precios

Miguel Calvete, Director Ejecutivo y Vocero de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina informó que las cámaras que pertenecen a la entidad que agrupa a los autoservicios propiedad de residentes chinos en nuestro país van a adherir a los acuerdos. Sin embargo, el directivo reiteró que creer que dicho compromiso temporal frenará la inflación es ingenuo y poco sustentable.

El compromiso planteado por el Secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno insta a los supermercados adheridos a mantener el valor de las mercaderías sin aumentos por 60 días. Tiene validez hasta el 1 de abril próximo.

“Los acuerdos de precios son efectivos, en tanto y en cuanto haya una anuencia de todos los actores de la cadena de valor que incluyan a los sectores de la industria, distribución y comercialización, siendo este último grandes cadenas (manejan más del 60% de la venta y son solo 4) sector mayorista (que abastece a los puntos de venta de proximidad), almacenes barriales y súper chinos”, afirmo el directivo.

Desde la Federación anuncian la participación en el compromiso pero exigen un arreglo de fondo conjuntamente con una legislación que regule la concentración que hoy existe en el sector porque consideran que “de lo contrario estos acuerdos no serán para nada suficientes».

Calvete expresó claramente que “desde la Federación nunca rechazamos los acuerdos puesto que desde mediados del 2005, antes de que Guillermo Moreno ocupe su cargo, fuimos quienes le propusimos al Presidente Néstor Kirchner este tipo de compromiso, como herramienta para combatir la cartelización oligopólica que se daba por esos días con las grandes cadenas, las mismas empresas que hoy, paradójicamente, son las que determinan qué se vende, quién lo vende y a cuánto”.

“Lo que vemos es que esta herramienta se ha desnaturalizado, y no participan todos los sectores involucrados, sobre todo las organizaciones de consumidores, quienes deben ejercer el contralor ya que son, en definitiva, los principales beneficiados o perjudicados por las fluctuaciones de precios”, agregó el vocero.

“Los acuerdos verbales y sobre generalidad de productos, sin listados explícitos y públicos, como en este caso, pensando que mágicamente surgirá una responsabilidad empresarial e industrial por frenar la inflación es una muestra de ingenuidad que poco sustenta el acuerdo arribado” aseguró Calvete.

El representante de la Federación destacó además que “la principal herramienta para bloquear la inflación es la generación de oferta, y eso se logra apoyando a las pymes y evitando la cartelización y los oligopolios, algo que ocurre con la veintena de industrias que elaboran el 80% de los alimentos y bebidas y con las grandes cadenas que manejan el 65% de la venta de productos. También agregó que “basta recorrer las góndolas de las grandes superficies para observar que las industrias pymes no tienen acceso a esos puntos de venta, y esto ocurre, por un lado, por modalidades de pago (a largo plazo y con débitos) con lo que buscan generar su desfinanciamiento, y por otro lado, por acuerdos entre cadenas y grandes industrias, a partir de los cuales no le dan espacio de exhibición a los pequeños productores.

Para el Director ejecutivo de la entidad que agrupa a los súper chinos “es un circulo vicioso en donde sólo ganan los grandes grupos influyendo en el precio de los productos que se consumen y controlando también los márgenes de ganancia de los productores”.

“Reiteramos una y mil veces que es necesario exigir una inmediata regulación del Estado a través de los organismos que corresponda” expresó también Calvete y afirmó “así como se busca controlar la concentración mediante leyes en algunos sectores como Medios, Energía, etc. , creo que es momento de avanzar específicamente en el rubro de la alimentación, que es mucho más sensible y palpable en el día a día para el ciudadano común, porque esa cartelización o concentración provoca la formación de precios, o mejor dicho la deformación, que conduce a una inflación anual estimada de un 25%” .

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba