N° de Edición 7218
Ciencia y Tecnología

Con la llegada de la primavera aumentan un 30% las consultas médicas por casos de alergia

Salud

Las consultas por casos de alergia aumentaron en Argentina un 30 por ciento ante la llegada de la primavera, reveló un informe del Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias (CIDEA).

Jorge Máspero, director médico de CIDEA, precisó que «en esta época aumentan las consultas especialmente por casos de rinitis y conjuntivitis alérgicas, situaciones que muchas veces coexisten».

Máspero indicó que las visitas al médico por episodios de alergia «aumentan entre un 25 y 30 por ciento con la llegada de la primavera porque los alergenos más comunes provienen de los árboles como los plátanos, el fresno y el arce».

El especialista en alergia e inmunología indicó que «a medida que avanza la primavera, también se atienden a muchos pacientes con alergia al polen de diferentes tipos de pastos».

Explicó que «las enfermedades alérgicas son aquellas en las cuales se producen reacciones inmunológicas inadecuadas que ocasionan síntomas».

Máspero precisó que «si esos síntomas son respiratorios y toman la vía aérea superior, se llaman rinitis alérgica» que es más conocida como la alergia nasal.

Los síntomas de la alergia nasal son estornudos, secreción nasal, congestión en la nariz y ojos rojos.

La alergia también puede causar trastornos en el sueño y por ende, reducción del rendimiento y falta de concentración.

Los factores que causan esta patología son pólenes, esporas de hongos, ácaros del polvo, la caspa de las mascotas y pueden ser desencadenantes de cuadros alérgicos, el humo del cigarrillo, ingesta de medicamentos y aromas demasiados fuertes.

Para evitar cuadros alérgicos, el médico recomendó sacudir y ventilar la ropa de cama diariamente, quitar las alfombras, muebles tapizados y objetos que acumulen polvo en el dormitorio de los niños, además de evitar la humedad excesiva en el interior del hogar y el humo del tabaco.

El control de la rinitis alérgica en los casos persistentes impone hacer un diagnóstico, realizar los test cutáneos para identificar el alérgeno al cual está sensibilizado el paciente e indicar tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

Carlos Baena-Cagnani, director del Centro de Investigación en Medicina Respiratoria de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Córdoba, indicó que «en la mayoría de los casos, la rinitis es acompañada por comorbilidades como el asma».

El neumonólogo inisitió en que «los casos de rinitis en niños son cada vez más frecuentes y las causas de ese fenómeno son amplias, desde condiciones ambientales particularmente complejas en las ciudades por la contaminación ambiental, la diseminación de alérgenos, la exposición al humo del tabaco y los cambios climáticos».

Destacó que se estima que «uno de cada cinco niños en el mundo tiene rinitis» y explicó que «como el niño no puede respirar por la nariz, lo hace por la boca lo que muy frecuentemente trae aparejado problemas relacionados con el sueño».

Por eso, consideró que «resulta de gran importancia consultar con el pediatra ante a los primeros síntomas, para determinar cuál es el tratamiento más efectivo para poder enfrentar a la rinitis».

Señaló que la terapia más aconsejada «es la farmacológica con antihistamínicos orales, de administración habitual en pediatría ya que permiten el control de los síntomas relacionados como los estornudos, la mucosidad nasal y la nariz tapada».

Pero acotó que «según la severidad del caso y el criterio médico pueden indicarse corticoides tópicos, particularmente en pacientes que presentan rinitis persistente».

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba