N° de Edición 7324
actualidadAnálisis

Enfoque: ¿Es Cultural O No La Violencia De Género? Por Dr. Juan Carlos Amarilla

TESTESTE

violencia de genero

“Me empezó a pegar hace 19 años cuando nació mi primera hija…” Dice B.M., de 35 años, que vivió sometida junta a sus tres hijas por su marido…” (Clarín, pág. 52 domingo 26/7/15).-  “ Fui a la comisaría a denunciar a mi marido, pareja, concubino, ex marido, ex pareja, es concubino…lo llamaron y le marcaron los delitos delante de mí (..)y nos mandaron a los dos de nuevo a nuestro hogar”. 

Por: Dr. Juan Carlos Amarilla  / jcamarilla961@gmail.com

“…Me cansé de hacer exposiciones civiles en la comisaria,.. y nada…”, “…En otras ocasiones he escrito sobre esta situación que afecta desde antaño nuestra sociedad, y no me cansaré de escribir sobre ello, no sé si hablar de cifras, pues tal parece que a quienes contribuir a resolver este problema, poco caso hacen, digo esto porque la verdad no veo disminución alguna en la muerte que días tras días copan los medios de comunicación, los funcionarios incluyendo la ministra de violencia, me refiero específicamente en España que es de donde escribo.

Las cifras no dejan de aumentar, ¿y qué? eso no le parece interesar a algunos. Dicen que es un problema de educación, dicen que es un problema económico, de infidelidad etc. Pero me sigo preguntando ¿y qué? las desprotegidas siguen cayendo como moscas, ahora las extranjeras han aumentado, la razón a mi entender la escribiré en otro artículo.

Antony Nelson. (Este texto se corresponde con la foto que recrea esta nota).-

 

 

¿Dónde estamos parados?

Parte de la bajada -su comienzo- es en República Argentina y reciente, otra parte es España, escrito por un ciudadano de República Dominicana.

No hace mucho delante del Congreso Nacional -Plaza de los Dos Congresos- hubo una multitudinaria marcha ciudadana, sin banderías políticas, ni partidarias, simplemente un grupo de mujeres periodistas, la “ONG La Casa del Encuentro” y acompañadas por actores varones, hicieron un llamamiento a la clase política dirigente (entiéndase gobernantes y opositores gobernantes o no, pero que seguramente gobiernan en otras ciudades, provincias, etc.-), para que prontamente se reglamentara la  LEY DE PROTECCION INTEGRAL A LAS MUJERES Ley 26.485….” La convocatoria de amplia repercusión nacional y vista en todos los medios de comunicación del mundo. Llevaba el lema #Ni una Menos#. Duró en sí una hora, y la concurrencia tardó muchas horas más en desconcentrarse. Eso habla bien de esa convocatoria ciudadana a la cual me sumé, por supuesto.

 

La cifra negra del delito

¿Qué es la cifra negra del delito?, es la que se corresponde a los delitos que no se denuncian, ni por las víctimas, ni por terceros que conocen a las víctimas, o las conocían en caso que ellas hayan fallecido, “ellas en su mayoría…”, pero también están “ellos…” “victimas de golpiza por mujeres muy violentas o por terceros intolerantes…” (sean civiles o públicos) a quienes se consideran diferentes en sus sexualidad o aún iguales: HETEROSEXUALES –BISEXUALES- HOMOSEXUALES- TRANS –LESVIANAS-ETC.-

¿Porque no se denuncian esos delitos?  Porque: 1)No se cree en la Policía ni en la Justicia Penal. 2)No se acepta la condición de víctima, debido a que implica pérdida de dignidad y falta de solidaridad.3)No se quiere evidenciar la victimización individual ni colectiva. 4)El aparato penal carece de plataforma adecuada para abordar ni siquiera con un mínimo de éxito la solución del conflicto social base. 5)Se tiene miedo a la venganza o amenazas posteriores por parte del autor del delito. 6)Se quiere olvidar lo ocurrido. 7)Se desconoce que se haya cometido un delito.8)La víctima se siente total o parcialmente culpable de lo sucedido.9)Se ignora que puede pedir la intervención del Estado.

 

El tiempo que pasa, la verdad que huye”

Este axioma que utilizamos mucho los abogados, es así tal cual, tan real y tan cruel, imagínense a B.M. que denunció recién ahora después de 19 años que es sistemáticamente violentada en su género en forma psicológica, económica, moral, sexual, que su marido -practicante y líder de un culto aceptado en la Argentina- la maltrataba hace casi 20 años, a ella y a sus hijas, no la dejaba salir, la marginó de sus familiares y amigos, -eso es lo lógico para estos psicópatas-, el aislar a su víctima, primero de sus familiares directos (de sangre de la/s víctima/s) para luego aislarla de sus amigos/as, y más de una vez mienten o son encubiertos por los familiares del victimario.

“…La violencia física alternaba con la violencia psicológica. “Hubo agresiones. Pero después cuando me perseguía, en la casa me hablaba, me denigraba. No podía parar con eso”, relató la mujer”. (Estos son textos extraídos del caso citado por el diario Clarín, más arriba…).

En casos donde me ha tocado asistir a víctimas de violencia de género, violencia familiar civil o penal, era común que me contaran, -como si nada- lo que decimos en la jerga, “naturalizado totalmente el  hecho de la violencia en sí…”, “.,.Prefería que me mate a mí y no a los chicos…”.

“Un caso que me llamó la atención fue el que narro a continuación: El victimario la violentaba a su concubina de  a diario, por durante más de 20 años… Le gritaba, la insultaba, la trataba de p…. y cuantos términos denigrativos, discriminatorios de toda índole al lector se le pueda ocurrir…”. “Varias veces la víctima -mujer- salía con lo poco que tenía con sus hijos pequeños huyendo a los de sus hermanas a otra localidad distinta de la que vivía con el victimario, en el conurbano bonaerense…”.

“A los pocos días, el victimario iba a buscarla, le pedía perdón (…) lloraba…” y más teatro aún; la mujer volvía otra vez a creer en su marido, concubino, pareja, etc,…”. “A los años una gran pelea, él empuña un arma, le apunta a la mujer, dispara y le erra…”; y la historia repetida de antes.

Corría el año 2012 y el hombre y su hermanos, ambos albañiles haciendo una obra en el hogar, encuentran entre los escombros un proyectil…” Lo toma el victimario y se lo muestra a su hermano ya su concubina…y ambos hombres se reían…” Acá fue cuando mi clienta luego dijo basta…”.

Ella pelea judicialmente esa y varias situaciones, él está libre… Fuera del hogar, excluido, pero viola diariamente el perímetro.

 

¿Es cultural?

En un trabajo muy claro y  preciso si es cultural o no la violencia contra las mujeres, tomo a las mujeres, pues son la mayoría de las víctimas de violencia de género, la especialista en materia de DD.HH., y en otros tantos temas caros y sensibles a nivel social, la Licenciada Diana Marcela Bustamante Arango, en su trabajo  “La Violencia   Cultural y Estructural contra las Mujeres, una Legitimación  desde las Instituciones “(2), cita entre otros conceptos de interés una definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS): La violencia desde lo institucional es considerada como: “El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos al desarrollo o  privaciones”. (OMS, 2003, pág. 5).-

¿Y por casa cómo andamos?

Según la ONG “La Casa del Encuentro” unos 277 femicidios de mujeres y niñas se registraron en 2014, período en el que se reportaron otras 29 muertes “vinculadas” de hombres y niños, según datos del Observatorio Adriana Marisel Zambrano. Según esta ONG,  unas 1.808 mujeres, fueron asesinadas por violencia de género desde 2008 en la Argentina. La ONG  presentó en esa oportunidad un proyecto de ley que plantea la privación de la patria potestad para “el condenado por homicidio agravado conforme artículo 80 inciso 11, femicidio, de los hijos en común con la víctima”.

El Observatorio, dijo: “Que se registra la muerte de una mujer cada 30 horas por violencia de género en el país”.

La Oficina de Violencia Doméstica (OVD), dependiente de la Corte Suprema de Justicia, registró más de 10 mil casos de violencia doméstica en 2014, informó el 5 de mayo, y sostuvo que los ataques aumentaron en los últimos años. El organismo sostuvo que en el 66% de esos casos las víctimas fueron mujeres.

La Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires, por su parte, asistió a más de 50 víctimas de violencia doméstica por día entre enero y abril de 2015, lo que significó un total de 4.467 personas. En un comunicado, la fiscalía reportó que el 85% por ciento de las personas asistidas fueron mujeres y manifestó que el 15% restante, en su mayoría, fueron varones adultos mayores y niños.

En lo que va de 2015 la fiscalía ingresó un promedio de 15 nuevos casos por día, que se suman a los que ya está investigando, expresó, y dijo que casi un 30% de ellos son considerados “de riesgo alto para la seguridad de la víctima”. Por otra parte, manifestó que en 2014 se registraron 6.103 denuncias relacionadas con violencia doméstica.

 

Reflexión final

Si es cultural o no, será materia de los especialistas en el tema, los investigadores, los científicos, etc. Pero lo que sí es cultural aún hoy y viene de épocas remotas es “el no te metas…” “por algo será..”, “y que querés, es bolita, paragua, ruso, brasuca, chilote..”, “es un negro de mier…”, “es pobre, es rico, es hijo del poder…”, “es peruca, es radicha, es gorila, es contra, es golpista, es zurdo, es transa, es leader, es paquero, es falopa, es un trucha, una p…, un p.”,  y hay más…!!!

Así somos los argentinos, y así no nos involucramos en nada o por un tiempo para “quedar bien con la sociedad sufriente y ya”, o  “voy a cenas carísimas y pago un cubierto de más de tres cifras para ayudar a tal o cual causa…”.

Pero cuando camino, transito en taxi, micros, auto las calles de la CABA, del conurbano bonaerense, de otras ciudades argentinas y veo(**) “villas de emergencia por doquier”, y me imagino porque tanta gente vive así.¿Se lo merecen? Es lo único que les da el magro trabajo a destajo o en negro?¿Eso es cultural?, repito..(**)basura por doquier… ¿eso es cultural? Para despedirme, anécdota: “llegue a la CABA a mis 25 años,  viví mientras estudiaba en la universidad en Ezeiza, la CABA, Ramos Mejía (límite con 3 de Febrero) y desde mis 25 años que tomaba el ex Ferrocarril Sarmiento todos los días desde Ciudadela a la Estación Once (CABA), nunca me dejo de sorprender la cantidad de basura que se alineaba a la par de las vías del ferrocarril sobre la Avenida Rivadavia, donde también sobre las veredas rotas y llenas de pozos y escasos techitos de paradas de micros, los ciudadanos hacían colas interminables para ir a trabajar o volver a sus casas, sobre esas veredas rotas, entre la basura, con el ramal ferroviario al lado, sin muros, con alambrados rotos o sin ellos,..Y me preguntaba en mis ingenuos 25 años y siendo un extranjero en Buenos Aires, ¿eso está bien? tenemos que soportar esto por mucho tiempo más, mientras yo viajaba, no colgado, pues tenía miedo de caerme, pero si iba adentro del furgón apretado como una sardina en lata, y se dio el milagro, ahora a escasos días de cumplir 54 años, ya no hay basura, ya hay muros, ya hay techos dignos y hasta donde he visto, veredas más prolijas, pero pasaron casi 29 años!! Eso es normal, ¿es cultural? ¿La violencia de género es cultural?

Fuentes:

(2) http://investigaciones.usbcali.edu.co/pcd/images/stories/violencia.pdf

(3) http://www.minutouno.com/notas/365773-en-la-argentina-muere-una-mujer-cada-30-horas-violencia-genero

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba